Grecia iría a ‘default’ sin la ayuda de sus acreedores

Sin embargo, las autoridades helénicas confían en que podrán pagar 300 millones de dólares al FMI y esperan que se logre acuerdo de un rescate.

Los pensionados y los trabajadores públicos serían prioridad del gobierno griego.

Archivo

Los pensionados y los trabajadores públicos serían prioridad del gobierno griego.

Internacional
POR:
mayo 21 de 2015 - 12:45 a.m.
2015-05-21

Grecia no será capaz de afrontar un pago al Fondo Monetario Internacional que vence el 5 de junio, si los prestamistas foráneos no le dan más ayuda, dijo ayer un alto cargo del Gobierno heleno, en la última advertencia de Atenas de que está al borde de un default.

El Ejecutivo izquierdista del primer ministro, Alexis Tsipras, indicó que confía en lograr un acuerdo de dinero a cambio de reformas en pocos días, pero sus prestamistas de la Unión Europea y el FMI son más pesimistas y dicen que las conversaciones avanzan demasiado lento.

Los pagos al FMI suman unos 1.500 millones de euros (1.700 millones de dólares) y vencen el mes próximo, empezando por 300 millones de euros que deben devolverse el 5 de junio.

“Ahora es el momento en que las negociaciones están llegando a un punto crítico. Ahora es el momento de la verdad, el 5 de junio”, dijo Nikos Filis, portavoz de los diputados del gobernante partido Syriza, a la cadena de televisión ANT1. “Si para entonces no hay un acuerdo que aborde el problema actual de financiación, no van a recibir ningún dinero”, agregó.

A su vez, el ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, aseguró al canal británico Channel 4 que su país sí pagará el 5 de junio, al FMI, al tiempo que cancelará pensiones y salarios y las otras obligaciones con los acreedores internacionales. “Lo haremos. Si no, tendremos que priorizar a los jubilados y a los trabajadores del sector público”.

Las conversaciones entre Grecia y sus acreedores encallaron por la exigencia de Atenas de dar marcha atrás en la reforma laboral y de las pensiones, además de reducir los objetivos fiscales establecidos en su programa de rescate.

Entre las concesiones que estudia Atenas está un impuesto a las transacciones bancarias para ayudar a aumentar los ingresos, aunque la discusión se encuentra en un nivel preliminar, dijeron dos fuentes próximas a las conversaciones. Varoufakis confirmó que la medida está sobre la mesa y agregó que Atenas tiene propuestas alternativas a sus propios planes para un alza del impuesto del valor agregado, un asunto clave en las negociaciones. Los funcionarios griegos advirtieron en numerosas ocasiones en las últimas semanas que podrían quedarse sin dinero, pero luego afrontaron sus obligaciones con medidas draconianas, como ordenar a las entidades estatales que entreguen fondos o, en el caso de un pago al FMI la semana pasada, vaciando una cuenta de reserva en la misma entidad.

Reuters