‘Si Grecia quiebra, nadie recuperará nada’

En una entrevista con el diario alemán "Bild", el ministro Katrúgalos insiste en que renegociar la deuda es el camino para que su país avance y también para que Alemania pueda recuperar el dinero que ha prestado.

El ministro de Finanzas griego recién nombrado, Yanis Varoufakis.

Archivo particular

El ministro de Finanzas griego recién nombrado, Yanis Varoufakis.

Internacional
POR:
febrero 02 de 2015 - 11:41 a.m.
2015-02-02

El ministro adjunto griego de Reforma Administrativa, Yorgos Katrúgalos, advirtió hoy de que "si Grecia quiebra, nadie recuperará nada, tampoco Alemania", y abogó con ese argumento por la celebración de una conferencia sobre la deuda como la que se organizó en 1953 para el caso germano.

Berlín ya ha descartado la celebración de una conferencia como la que se organizó en Londres en 1953 para aliviar las deudas acumuladas por Alemania tras la II Guerra Mundial.

La solución, apunta el ministro adjunto griego, es "una redistribución" de la deuda, que debería iniciar el Banco Central Europeo poniendo más dinero en circulación.

Asegura que no quiere "chantajear" ni a Alemania ni al resto de socios europeos, sino mostrar la realidad de un país que vive "una catástrofe humana" y en el que "mueren seres humanos por la creciente pobreza".

El responsable de las administraciones públicas defiende también la decisión del Gobierno griego de volver a emplear a los funcionarios que fueron despedidos "de forma injusta" tras vulnerar los principios constitucionales y afirma que no se trata de nuevas contrataciones.

Según apunta, el sector público, que en los últimos años ha pasado de estar formado por 900.000 funcionarios a contar con 600.000, está sobrecargado de trabajo, pero sólo habrá nuevas contrataciones cuando lo permita el presupuesto.

EL GOBIERNO GRIEGO ASEGURA QUE NO PERJUDICARÁ A LOS ACCIONISTAS DE LOS BANCOS

El portavoz del Gobierno griego, Gabriil Sakelaridis, recalcó que el Ejecutivo no tiene la intención de emprender ningún movimiento que pueda perjudicar a los accionistas de los bancos.

"Lo que hagamos para los bancos se hará en colaboración con los inversores privados. No haremos nada que vaya a perjudicar a los intereses de los accionistas de los bancos", dijo Sakelaridis en declaraciones a la televisión local Skai.

El portavoz del Gobierno recalcó que el Gobierno no intervendrá en la gestión interna de los cuatro bancos sistémicos, Banco Nacional de Grecia, Banco de El Pireo, Eurobank y Alphabank.

"No vamos a colocar a altos cargos del partido en los bancos", subrayó. El pasado domingo, la entidad Eurobank nombró como nuevo consejero delegado a Jristos Megalou, decisión que, según círculos bancarios, se tomó de común acuerdo entre el Gobierno y los accionistas privados.

Según informaciones del portal in.gr, el Gobierno tiene la intención de cambiar la ley sobre el Fondo de Estabilidad Financiera del Estado Helénico (HFSF) para que el Estado pueda ejercer sus derechos de participación en los bancos y no solo limitarse a vetar las decisiones estratégicas.

Las declaraciones de Sakelaridis, junto con las del ministro de Finanzas, Yanis Varufakis, quien aseguró en su visita ayer a París que el compromiso del Gobierno es buscar un consenso con sus socios, han sido bien recibidas por los mercados.

El índice general de la Bolsa de Atenas subía, en sus primeros compases de negociación, un 5,80 % y a las 11.20 GMT continuaba la tendencia al alza con un ascenso del 4,36 %.

BERLÍN SOSTIENE QUE NO HAY MOTIVO PARA "DESVIARSE" DE LA TROIKA CON GRECIA

El Gobierno alemán no ve por ahora motivos para desviarse de los mecanismos establecidos para el control de los préstamos otorgados a Grecia, a pesar del rechazo de Atenas a la troika formada el Banco Central Europeo (BCE), la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En rueda de prensa en Berlín, la viceportavoz de la Cancillería, Cristhiane Wirtz, se refirió a una información que publica el diario económico alemán "Handelsblatt" según el cual el presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, estaría dispuesto a disolver la troika y a buscar una "alternativa" para Grecia.

Según ese diario, el Gobierno alemán también aceptaría "reformar" el actual mecanismo y, por ejemplo, suspender los viajes a Atenas de los representantes de la troika, considerados humillantes por el país, pero siempre que el nuevo Gobierno griego asuma los compromisos de ahorro y reformas acordados con los acreedores.

"No vemos motivo alguno ahora mismo para desviarse de los instrumentos establecidos", insistió Witz. Por parte del ministerio de Finanzas, su portavoz Marianne Kothé añadió que tales instrumentos y mecanismos son "vinculantes", de acuerdo con lo establecido en los contratos suscritos y aceptados por todas las partes implicadas.

El "Handelsblatt" sostiene, además, que Juncker está dispuesto a hacer concesiones al nuevo primer ministro griego, Alexis Tsipras, ya que comprende, por ejemplo, su voluntad de elevar el salario mínimo, aunque en ningún caso aceptaría una quita de la deuda.

Tsipras realiza este lunes su primer viaje al extranjero, con Chipre como destino, y después visitará Italia y Francia. Wirtz confirmó que no está en la agenda de la canciller una visita del primer ministro griego, con quien, recordó, coincidirá el próximo 12 de febrero en la cumbre europea que se celebrará en Bruselas.

No hay cerrada por el momento una reunión bilateral en la capital belga, aunque "tampoco se descarta" que pueda producirse, indicó la portavoz.

La portavoz de Finanzas indicó que tras la victoria electoral de Syriza y la formación del nuevo gobierno el ministro alemán Wolfgang Schäuble, había enviado la correspondiente carta de felicitación a su nuevo homólogo, Yanis Varufakis, y le expresó sus deseos de buena cooperación. Eso no implica una "invitación explícita" a visitar Berlín, aunque sí un "deseo" de un pronto encuentro, dijo la portavoz sin concretar el formato. 

"NO SE PUEDE SEGUIR APRETANDO A LOS PAÍSES DEPRIMIDOS": OBAMA

El presidente estadounidense Barack Obama dijo que "no se puede seguir apretando a los países que están en plena depresión", durante una entrevista difundida este domingo por CNN refiriéndose a la crisis en Grecia.

"En determinado momento se necesita una estrategia de crecimiento para poder reembolsar las deudas", señaló el mandatario.

Obama afirmó que Grecia tiene "una terrible necesidad" de reformas, pero dijo que "es muy difícil emprender cambios cuando el nivel de vida de la gente cayó un 25%. A larga, el sistema político, la sociedad, no pueden soportarlo".

El PBI griego se contrajo en alrededor de 25% entre 2009 y comienzos de 2014, antes de volver a crecer en el segundo y el tercer trimestre del año pasado tras años de recesión.

La coalición de izquierda radical Syriza, que triunfó en las elecciones legislativas del domingo pasado, quiere renegociar la deuda del país, de unos 300.000 millones de euros (cerca del 175% el PIB).

 El sábado, la jefa del gobierno alemán Angela Merkel descartó por completo la posibilidad de anular la deuda griega, mayoritariamente en poder de los estados europeos, sobre todo Alemania (40.000 millones de euros) y Francia (31.000 millones).

Obama dijo que espera que Grecia permanezca en la zona euro, pero que ello requiere "compromisos de todas las partes".

"La prudencia fiscal es necesaria, las reformas estructurales son necesarias en muchos de estos países (europeos), pero lo que aprendimos de nuestra experiencia en Estados Unidos (...) es que la mejor manera de reducir los déficit y de restaurar la solidez fiscal es crecer", señaló.

EFE/AFP