Guerra comercial golpea a bienes básicos y amenaza el crecimiento

El petróleo,  productos agrícolas, entre otros, se han visto afectados por las decisiones de la administración de Donald Trump.

Puerto

Estados Unidos, China y Rusia dan inicio a una guerra comercial que costará empleos y crecimiento alrededor del mundo, según los analistas.

REUTERS

POR:
Portafolio
julio 12 de 2018 - 01:09 p.m.
2018-07-12

Los más recientes disparos lanzados en la guerra comercial entre Estados Unidos y China golpearon duramente a los mercados de materias primas, generando pérdidas que abarcan desde el petróleo hasta los cultivos y los metales.

La administración Trump procederá con los planes de imponer aranceles sobre otros US$200.000 millones en bienes chinos, tras dar a conocer una lista de productos específicos. Si bien los metales, la energía y los productos agrícolas están incluidos en la lista, existe el temor de que el aumento del proteccionismo perjudique la demanda mundial de materias primas que envió al cobre a su nivel más bajo en un año y genero una caída de un 3 por ciento del Brent.

"Existe una creciente preocupación entre los actores del mercado de que la guerra comercial afectara la economía real y frenara el crecimiento económico mundial", dijeron analistas de Commerzbank, entre ellos Carsten Fritsch, en su informe diario.

"Vemos que la caída del precio es excesiva dado que los mercados bursátiles asiáticos, por ejemplo, han sufrido más perdidas menores en respuesta al último acontecimiento en la guerra comercial. Esperamos ver un contra movimiento pronunciado si la situación vuelve a calmarse".

Los intentos de Donald Trump de reequilibrar el comercio mundial ya han hecho que el mundo de las materias primas caiga en picada y el descalabro se agravara a medida que se intensifique el proteccionismo por represalia. Los precios del acero y las primas de aluminio se disparan en EE.UU. debido a los aranceles, mientras que los aranceles de China sobre la soja estadounidense y otros productos agrícolas están sacudiendo los mercados agrícolas.

Si bien la última lista incluye algunos productos de nicho como las tierras raras que China exporta en volúmenes significativos, el país importa muchas más materias primas de las que envía al exterior.

Eso significa que es poco probable que muchos de los últimos gravámenes propuestos por EE.UU. perturben los principales flujos comerciales. Los metales fueron unos de los más afectados, con una caída de hasta un 4 por ciento en los precios del cobre en Londres.

Los futuros de EE.UU. han perdido casi un 17 por ciento desde su máximo a principios de junio. El zinc, el níquel, el plomo y el estaño registraron caídas en la Bolsa de Metales de Londres, al igual que las acciones de compañías mineras y de metales, entre ellas BHP Billiton Ltd. y Antofagasta Plc.

Los aranceles del 10 por ciento podrían entrar en vigencia una vez que finalicen las consultas públicas el 30 de agosto, según un comunicado de la oficina del representante de Comercio de EE.UU.

La lista de productos propuesta incluye artículos de consumo como ropa, componentes de televisión y refrigeradores, así como tierras raras, metales, zumos de frutas y productos del mar, entre cientos de otros productos. China aún no ha indicado que medidas tomara en represalia.

"La inminente guerra comercial está nublando las perspectivas económicas y pesa sobre la percepción de los inversionistas", dijo por correo electrónico Georgette Boele, estratega de metales y divisas de ABN Amro Bank NV. Goldman Sachs Group Inc. ha dicho que la venta masiva en los metales es excesiva, pero advirtió que podría empeorar antes de mejorar.

Los datos económicos de EE.UU. siguen siendo sólidos, mientras que el sector industrial chino parecía saludable, dijo el banco. Caída del petróleo Los precios del petróleo también se vieron afectados por la venta masiva del miércoles, con una baja de más del 2 por ciento en Londres, ya que los inversores evitaron los activos de mayor riesgo. Los productos agrícolas también cayeron.

El maíz descendió a su nivel mas bajo en cinco meses, la soja estadounidense retrocedió a un mínimo desde 2015 y el algodón perdió un 2 por ciento. El oro también fue una víctima, a pesar de que normalmente es el activo hacia donde los inversores huyen en tiempos de turbulencia en el mercado. Eso se debe en gran medida a una apreciación del dólar estadounidense, según Michael McCarthy, estratega jefe de mercado de CMC Markets en Sidney.

Otros metales preciosos como el platino y la plata se han visto aún más afectados debido a su uso en el sector manufacturero. "Mientras más expuestos estén los metales preciosos a nivel industrial, mas caídas registran en las negociaciones de hoy, pero parece que es más un impacto monetario que cualquier otra cosa", dijo.

Siga bajando para encontrar más contenido