Hay 81 millones de niños pobres en A. Latina

Un 43% de menores en 18 países de la región vive en hogares que están en círculo de la indigencia.

Archivo Portafolio.co

niños pobres

Archivo Portafolio.co

Internacional
POR:
mayo 23 de 2011 - 05:59 a.m.
2011-05-23

En América Latina y el Caribe hay cerca de 81 millones de niños pobres y el 45 por ciento de los menores carece de una o más condiciones básicas como alimentación, educación, vivienda o salud, según revela un estudio de la Comisión Económica de América Latina y el Caribe (Cepal) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), que se dio a conocer esta semana.

Pero esta investigación, que se realizó durante los años 2008 y 2009 en 18 países, (con datos del 2007 y anteriores), denominada 'Pobreza infantil en América Latina y el Caribe', no se detiene exclusivamente en la recolección de estadísticas, sino que analiza la compleja situación de los menores de 18 años en la región en cuanto a la vulneración de sus derechos básicos.

Por eso, más allá de las alarmantes cifras, de esos 81 millones de niños, niñas y jóvenes que viven con distintos tipos de privaciones en sus necesidades fundamentales, el documento llama la atención sobre la urgencia de mirar con detenimiento lo que significa ese enorme lastre social. 

Para empezar, señala el informe, los niveles de pobreza por ingresos en la región siguen siendo altos y llama la atención el hecho de que el 17,9 por ciento de los niños está en situación de pobreza extrema, con lo que se llega, en total, a algo más de 32 millones de niños en los 18 países.

Les falta de todo

Estos niños están gravemente afectados por una o más privaciones extremas, en cuanto a precariedad de la vivienda, falta de acceso al agua potable o a sistemas de saneamiento, desnutrición global o crónica grave (o ambas), falta de acceso a los sistemas educativos (niños que nunca han ido a la escuela) o a sistemas de comunicación e información (incluyendo falta de electricidad en la vivienda). 

Sin embargo, las realidades infantiles difieren mucho de un país a otro. 

En los países con mayor pobreza infantil total (Bolivia, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Perú), casi el 41 por ciento de los niños era extremadamente pobre; en los países de pobreza infantil intermedia (Brasil, Colombia, Ecuador, México, Panamá, Paraguay y República Dominicana), la pobreza extrema afectaba a algo menos del 14 por ciento de los niños; y en los países con menor pobreza infantil, solo el 8 por ciento de los niños se encontraba en dicha situación. 

De los más de 32 millones de niños extremadamente pobres, el 29,4 por ciento se ve afectado por más de una privación severa y solo algo más del 8 por ciento por tres o más, lo que, a juicio de los investigadores, explica que las brechas de la extrema pobreza en América Latina y el Caribe no sean tan elevadas como pudiera esperarse: 22,7 millones de niños se ven afectados solo por una privación extrema. 

El análisis de estos y otros datos contenidos en el informe indica, a manera de recomendaciones, que es posible reducir de manera sustancial la pobreza infantil con acciones que, si bien son de bajo costo, se pueden localizar en un área específica de intervención, y acentúa la convicción de que es posible reducir la transmisión generacional de la pobreza por medio de acciones de política pública y, en el largo plazo, disminuir el alto grado de desigualdad que caracteriza a la región.

Las niñas sufren más

Pobreza y género

A las niñas que se ven forzadas a trabajar se les suelen asignar tareas domésticas en el hogar y fuera de él, muchas veces sin remuneración.

Con esto se exponen al dilema de conciliar los estudios con dichas actividades, a distintas formas de maltrato y abuso y a desarrollar un patrón ocupacional marcado por el supuesto de que el cuidado de otros es su responsabilidad natural y casi exclusiva.

Dimensiones de la situación

Algunos datos

Uno de cada tres niños y niñas del mundo en desarrollo carece de acceso a saneamiento básico y uno de cada cinco no tiene acceso al agua potable. 

Sin derechos

Un niño es pobre cuando no puede ejercer cualquiera de sus derechos, aunque sea uno solo. Uno de cada cinco niños en la región está en la pobreza extrema. 

En Guatemala

En ese país, el 22 por ciento de la población infantil menor de 5 años sufre de desnutrición crónica (baja talla para la edad). Fuente: OMS.

La crisis económica afectó niñez en Colombia

La situación de pobreza extrema, el hambre y la desnutrición continúan siendo las variables más vulnerables en la población infantil en Colombia, según el análisis 'La crisis económica y la niñez', revelado por la Alianza por la Niñez. La razón principal responde al aumento de los precios en los alimentos y la disminución de la capacidad adquisitiva de los padres a causa del desempleo. 

Alfredo Sarmiento Gómez, quien presentó recientemente la investigación, afirmó que "las crisis que se desencadenaron en 1999 y en el 2008 no solamente fueron económicas, también sociales, y afectaron considerablemente a la niñez". Sarmiento advirtió la "importancia de prever los efectos devastadores en la niñez que dejan las crisis económicas y sociales".