Hillary Clinton llama 'deplorables' a seguidores de Trump y luego se retracta

Quien podría ser la primera Presidenta en la historia de Estados Unidos dijo que exageró al señalar que la mitad eran 'basket of deplorables'.

Hillary Clinton
Internacional
POR:
Portafolio
septiembre 10 de 2016 - 03:40 p.m.
2016-09-10

Hillary Clinton se arrepintió el sábado de haber calificado la víspera de "deplorables" a los electores de su rival republicano Donald Trump, aunque insistió en que seguirá denunciando la "intolerancia y retórica racista" en la campaña presidencial.

En un acto para recaudar fondos la noche del viernes en Nueva York, la exsecretaria de Estado afirmó: "Para generalizar de una forma exagerada, podrías poner a la mitad de los partidarios de Trump en lo que llamo una cesta de deplorables [basket of deplorables]". "El racista, sexista, homófobo, xenófobo, islamófobo, como quieran llamarlo. Por desgracia hay gente así y él (Trump) los despertó", afirmó.

El magnate republicano reaccionó afirmando que su rival demócrata era "insultante" con millones de estadounidenses trabajadores, mientras una ola de criticas que se levantó en las redes sociales.

La candidata republicana salió al paso a su vez a la ola de críticas que levantó con su afirmación, "Anoche fui extremadamente generalizadora y eso nunca es buena idea. Me arrepiento de haber dicho la 'mitad', eso estuvo mal", afirmó la candidata el sábado en un comunicado. Y luego enumeró una serie de aspectos "deplorables" sobre Trump.
"Es deplorable que Trump ha construido ampliamente su campaña sobre el prejuicio y la paranoia, y dado una plataforma nacional a puntos de vista y voces de odio, incluido retuitear a un franja de intolerantes con una docena de seguidores y expandiendo su mensaje entre 11 millones de personas" que siguen al candidato republicano, afirmó Clinton.

También es "deplorable que ha atacado a un juez federal por su herencia mexicana, agredido a una familia de un excombatiente por su fe musulmana, y promovido la mentira de que nuestro primer presidente negro no es estadounidense", añadió.

"Entonces no pararé de denunciar la intolerancia y retórica racista en esta campaña", afirmó la candidata de 68 años y quien podría convertirse en la primera mujer en dirigir Estados Unidos.

Clinton reiteró que muchos simpatizantes de Trump son "estadounidenses trabajadores" que se sienten marginados. "Estoy decidida a unir a nuestro país y hacer que nuestra economía funcione para todos, no sólo para la clase alta".