Hillary Clinton quiere ser la primera presidenta de EE. UU.

La exsecretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton hizo oficial su candidatura por el Partido Demócrata para competir en las elecciones de 2016, un secreto a voces pero tremendamente esperado.

Hillary Clinton

Archivo particular

Hillary Clinton

Internacional
POR:
abril 12 de 2015 - 10:27 p.m.
2015-04-12

"Me estoy preparando para hacer algo también. Me presento a la Presidencia. Los estadounidenses han superado tiempos económicamente duros, pero aún el sistema sigue favoreciendo a aquellos que están en lo más alto", aseguró Clinton en un vídeo divulgado en su página web oficial.

"Cada día los estadounidenses necesitan un luchador, y quiero ser esa luchadora. Me lanzo a hacer campaña para conseguir tu voto", agregó la exsecretaria de Estado.

Un comunicado enviado por su jefe de campaña a donantes y seguidores informó también de la decisión de Clinton de intentar de nuevo llegar a la Casa Blanca tras la derrota en las primarias demócratas de 2008, que ganó el actual mandatario, Barack Obama.

"Ya es oficial: Hillary es candidata a la Presidencia", dice la nota, que agrega que habrá un gran evento de lanzamiento "formal" de la campaña el mes próximo.

Clintonno se enfrentará a grandes rivales en las primarias de su partido, en marcado contraste con las del 2008, cuando partía de favorita pero terminó perdiendo una larga y espinosa batalla ganada finalmente por Barack Obama.

No obstante, conocedor de que hoy haría pública su candidatura, el mandatario la calificó este sábado como "su amiga", y dijo estar convencido de que Clinton "sería una gran presidenta" de Estados Unidos.

La fuerza con la que irrumpe la exsecretaria de Estado entre sus acólitos es tal que ningún analista ve factible que alguien de su partido pueda arrebatarle estar en las papeletas por el Partido Demócrata en noviembre de 2016.

En contraste, en el Partido Republicano casi una veintena de rostros han manifestado su interés por presentarse a las primarias. Tanto así, que solo el exgobernador de Maryland, Martin O'Malley parece atreverse a dar el paso para plantarle cara aunque todavía no ha asegurado que sea así, mientras que la senadora por Massachusetts Elizabeth Warren, reiteró varias veces que no se presentará pese a ser aclamada por el ala más progresista del partido.

A sabiendas de su casi imparable candidatura, los republicanos no tardaron hoy en sacar su artillería contra la demócrata, acusándola de dejar detrás de sí "un rastro de secretos, escándalos y políticas fracasadas" durante su etapa en la Administración Obama.

"Los estadounidenses necesitan un presidente en el que puedan confiar, y los votantes no confían en Hillary Clinton", afirmó en un comunicado el presidente del Comité Nacional Republicano (RNC, en inglés), Reince Priebus. Priebus recordó que el anuncio de Hillary Clinton se produce en medio de las investigaciones en curso sobre sus correos electrónicos cuando era jefa de la diplomacia de Estados Unidos y sobre "las donaciones extranjeras sospechosas" en favor de la fundación que comparte con su marido, el expresidente Bill Clinton.

"Como una conocedora de Washington, (Hillary) Clinton ha dejado un rastro de secretos, escándalos y políticas fracasadas que no pueden ser borradas de las mentes de los votantes", sostuvo el dirigente republicano.

A sus 67 años, la ya precandidata presidencial ha comenzado hoy su segunda andadura hacia la Casa Blanca, que arrancará este martes con una pequeña mesa redonda en Iowa (oeste) con estudiantes y profesores, y no con el discurso esperado para esta noche, según confirmaron más tarde fuentes de su campaña.

De hecho, su estadía en ese estado durará dos días para ampliar conversaciones con autoridades estatales, funcionarios electos, empresarios y otros miembros de la comunidad.

"Este primer viaje, según añadieron las mismas fuentes, se centrará en las pequeñas comunidades de Iowa, mientras que otras partes del estado serán visitadas en futuros viajes".

EFE