La politización del 11 de septiembre

Entre Hillary Clinton y Donald Trump está el que será el nuevo presidente de Estados Unidos, a partir del próximo año.

Hillary  Clinton y Donald Trump

Hillary Clinton y Donald Trump.

AFP

Internacional
POR:
agencias
septiembre 11 de 2016 - 10:56 a.m.
2016-09-11

Este domingo, los candidatos a suceder a Barack Obama a partir del próximo año continuarán con la ya tradición de no realizar actos de campaña política, por respeto a los homenajes a las víctimas del 11 de septiembre, ni tampoco emitirán anuncios políticos.

No obstante, los debates políticos y las declaraciones de ambos, deja entrever que el uso de la fecha ha sido muy alta, la cual por ende ha sido aprovechada, sobre todo por Donald Trump, para hacer promover sus políticas de migración y seguridad.

La retórica islamófoba del candidato republicano ha traído últimamente a la memoria, más que nunca, situaciones de discordia y tensión entre los ciudadanos norteamericanos, que en los últimos años había mitigado, con las ideas de Obama de resiliencia y desescalamiento de las guerras en Medio Oriente (Además: Víctimas del 11-S podrían demandar a Arabia Saudita).

Sin embargo, los distintos ataques que ha sufrido el país del 'Tío Sam' por parte del Estado Islámico y de otros grupos islamistas extremos, ha generado que la mutación de las violencias alcance los cascos urbanos en todo el territorio gringo; basta, no más, recordar los casos de San Bernardino y Orlando.

Medios locales aseguraron que cerca del 30% de los ciudadanos de los Estados Unidos ubican la seguridad nacional y el terrorismo dentro del margen de aspectos que más tomarán en cuenta para votar en los próximos meses, incluso por encima de la misma economía.

Por su parte, Donald Trump, que en varias oportunidades ha elogiado al mandatario ruso, Vladimir Putin, criticó la política del país norteamericano en Irak durante una entrevista emitida en una red de televisión financiada por el Kremlin, lo cual muestra ese descontento de las formas usadas en los últimos 15 años (También: Ahora, la amenaza también es doméstica).

Posteriormente, el magnate atacó al presidente Barack Obama y a la candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, que fue la primera secretaria de Estado
de Obama, por sus papeles en el retiro de tropas estadounidenses de Irak. Además de atacarla constantemente por su participación en el mismo cargo durante el ataque a la delegación en Benghazi, Libia.

"De la guerra de Afganistán entramos mal y salimos mal, porque cuando terminó nuestra salida fue de forma incorrecta. Ese es Obama", agregó el republicano. Aunque Trump ha realizado críticas similares en el pasado, hacerlo en la televisión rusa podría generar más protestas entre aquellos que han advertido sobre sus insinuaciones a Putin, incluyendo a varios republicanos.

De otro lado, Hillary Clinton apoyó al presidente Barack Obama en su lucha constante contra las amenazas -siempre inminentes-, además de destacar que este estuvo constantemente comprometido con que no se proliferarán los actos de terrorismo interno.

A lo que agregó que buscará continuar con las políticas del actual presidente demócrata, con lo que se prevé se mantengan los controles al máximo de los atentados terroristas, negando que piense en construir el muro con México -propuesto por el mismo Trump-, ni que se aumenten los controles migratorios. 

Continúe leyendo el especial del 11S en: Guerra contra el terrorismo, ¿ha servido?