El HSBC prevé 50.000 despidos y abandona Brasil y Turquía

El mayor banco de Europa por activos anunció una masiva reestructuración global que contempla un aumento de su presencia en Asia y la reducción de costes.

HSBC

Archivo particular

HSBC

Internacional
POR:
junio 09 de 2015 - 12:37 p.m.
2015-06-09

En un anuncio hecho en Hong Kong, donde se fundó en 1865, y en Londres, donde actualmente tiene su sede, la entidad dirigida por Stuart Gulliver precisó su objetivo de lograr un ahorro anual de 5.000 millones de dólares para restablecer el crecimiento.

Con la meta de mejorar su rendimiento, el banco busca reducir su tamaño global, vendiendo la mayoría de sus operaciones en Turquía y Brasil, donde no tiene entidad para competir con sus rivales.

Al mismo tiempo, planea aumentar su presencia en Asia, especialmente en el sudeste y en China, donde prevé intensificar la expansión de la gestión de activos y seguros en el Delta del Río de la Perla, además de potenciar la internacionalización del yuan.

La marcha de Turquía y Brasil -donde posiblemente mantenga los servicios a sus mejores clientes- supondrá unos 25.000 despidos, que se suman a otros 25.000 en otros países (8.000 en el Reino Unido), de una plantilla de unas 260.000 personas.

"Debemos reconocer que el mundo está cambiando y nosotros debemos cambiar con él", declaró Gulliver al confirmar la "significativa reforma" del negocio.

"Estoy convencido de que nuestros actos nos permitirán capturar las esperadas oportunidades de crecimiento futuro y ofrecer más valor a nuestros accionistas", afirmó.

Los despidos, que se intentará sean bajas voluntarias y recolocaciones, se suman a los 40.000 ya aplicados por el banco entre 2011, cuando Gulliver asumió las riendas, y 2013, que no consiguieron arrojar los objetivos de rentabilidad esperados. Dominic Hook, portavoz del sindicato Unite -que representa a la plantilla- lamentó que, "tras los escándalos de los últimos años, la fuerza laboral deba sufrir una vez más y pagar por los errores de otros con sus empleos, sus condiciones y su reputación".

El HSBC ha sido acusado en los últimos años de lavado de dinero, manipulación de los tipos de interés interbancarios y los mercados de divisas y la venta indebida de productos financieros.

El pasado jueves, su filial suiza acordó pagar 40 millones de francos (43 millones de dólares) a las autoridades de ese país para que archiven una investigación penal sobre sus servicios a presuntos evasores de impuestos y criminales con cuentas opacas, revelados por el exempleado Hervé Falciani.

El nuevo plan estratégico anunciado hoy busca alcanzar un rendimiento sobre el patrimonio neto de más del 10 % en 2017, e incluye la eliminación de activos de riesgo por valor de 290.000 millones de dólares -reduciendo significativamente el tamaño de su departamento de banca de inversión- y el cierre de un 12 % de sus sucursales en el mundo.

El banco, que invertirá unos 4.500 millones de dólares en dos años para implementar la reestructuración, estudia además reubicar su sede a otro país, y para ello valorará factores como el entorno financiero, apoyo del Gobierno, la regulación o la estabilidad.

Visto su enfoque hacia Asia, los analistas auguran que el tercer banco global podría instalarse en Hong Kong, lo que supondría un revés para la City de Londres, centro financiero de Europa.

En cuanto a sus operaciones en el Reino Unido, Gulliver confirmó que se reducirán a la banca comercial, con una nueva sede en Birmingham en 2019 y un cambio de nombre de sus oficinas.

La regulación británica de prevención de crisis financieras ha obligado a la entidad a separar sus operaciones minoristas de la banca de inversión, de más riesgo, antes de finales de 2019.

Las medidas anunciadas persiguen recobrar la confianza de los inversores después de los escándalos de los últimos tiempos y de que la empresa no haya ofrecido el rendimiento esperado.

Los inversores juzgaron hoy de entrada que estas medidas eran predecibles, y las acciones del banco tendían a la baja en la Bolsa de Londres, situándose en 613,40 peniques a media mañana, un 0,98 % menos.

EFE