Huelga paralizó ayer a Argentina

La inseguridad y la inflación fueron las principales causas del paro a nivel nacional.

POR:
abril 11 de 2014 - 02:14 a.m.
2014-04-11

La huelga general convocada en Argentina por sindicatos opositores al Gobierno de Cristina Fernández se desarrolló ayer en medio de un amargo coctel de tensiones económicas, apetencias políticas y creciente conflictividad social.

El desempleo tiene como principales reclamos mejoras salariales por encima del 40 por ciento y un aumento del tope exento del pago de ganancias, así como un impuesto a la renta que pesa sobre los trabajadores en Argentina que ganan más de 1.875 dólares mensuales.

Los sindicatos exigen al Gobierno que no intente imponer topes máximos para las alzas salariales en las negociaciones paritarias, que están en pleno desarrollo.

En voz baja, el Ejecutivo pretende que las alzas no excedan el 20 por ciento para poner paños fríos a una de las variables clave de la economía, los salarios, que inciden en los costos de producción y, por ende, en la inflación, que, según consultoras privadas, crece a un ritmo interanual de 35 por ciento, carcomiendo el bolsillo de los trabajadores.

“Este paro general tiene lugar cuando por primera vez en más de una década del kirchnerismo en el Gobierno, el poder adquisitivo del salario ha comenzado a caer y cuando las jubilaciones pierden frente a la inflación, también por primera vez, desde el 2009”, apuntó el analista Rosendo Fraga.

Para el oficialismo, la huelga, en plena negociación salarial, tiene en cambio motivaciones políticas.

BUENOS AIRES/EFE

Siga bajando para encontrar más contenido