Huracanes y terremotos, los que más destruyen el bolsillo

A propósito del huracán Sandy, vienen a colación algunas catástrofes que les han costado a los gobiernos y a las organizaciones miles de millones de dólares.

Tsunami en Japón

AFP

Tsunami en Japón

POR:
octubre 29 de 2012 - 07:29 p.m.
2012-10-29

Los daños por el huracán Sandy, que golpea a la costa este de Estados Unidos, podrían alcanzar entre 10.000 y 20.000 millones de dólares, mientras que las aseguradoras podrían perder entre 5.000 y 10.000 millones de dólares, estimó la consultora Eqecat.

Según informó la firma especializada, en el 2011 los daños provocados por el paso del huracán Irene fueron valorados en 10.000 millones de dólares, mientras que en el 2008 el ciclón Ike causó destrozos por cerca de 20.000 millones de dólares.

Uno de los sucesos desastrosos más recordados por sus pérdidas en número de vidas y en dinero fue el terremoto de 8,0 grados en la escala de Richter que azotó el 12 de mayo de 2008 a China, cuyo epicentro fue la localidad de Sichuan.

Allí murieron alrededor de 90.000 personas, resultaron 365.000 heridos y los costos, según el gobierno chino, superaron los 123.000 millones de dólares.

Otro de los golpes que sintió el continente asiático se presentó el 11 de marzo de 2011, cuando Japón –tras un terremoto y posterior tsunami– fue cubierto y arrasado por olas de más de 40 metros de altura y un movimiento telúrico de 9,0 grados.

La industria de vehículos fue una de las que más sintió aquel golpe, ya que compañías como Toyota y Nissan tuvieron que parar su producción. Esta recordada catástrofe es catalogada además como el quinto terremoto más fuerte de la historia universal, que dejó 15.845 personas muertas, 3.380 personas desaparecidas y 5.899 personas heridas.

Los costos de recuperación de las ciudades y sus daños ascendieron a más de 180.000 millones de dólares, según fuentes oficiales.

Pero ese país ya había vivido un fuerte terremoto en 1995 en Gran Hanshin, del cual aseguran que sus costos ascendieron a 200.000 millones de dólares. Buena parte de las pérdidas se reportan por parte de las personas que no aseguran sus pertenencias. En el caso de esta catástrofe, solo el 3 por ciento de quienes perdieron sus viviendas e industrias tenían contrato con la aseguradora.

Además de cerca de 1.900 personas muertas, el huracán Katrina dejó daños económicos tras su paso por Estados Unidos y el Golfo de México en el 2005.

Los daños causados por el fenómeno natural costaron 150.000 millones de dólares en pérdidas, a lo que se sumaron otros 105.000 millones de dólares que destinó el gobierno de George W. Bush para la reconstrucción de las ciudades y su malla vial. El efecto también se sintió en el PIB de Estados Unidos, pues Katrina tuvo efectos destructivos sobre varias plantas petrolíferas.

Europa no se puede quedar afuera de este desastroso conteo. En 1980 Irpinia, ciudad italiana, vivió un terremoto que costó cerca de 52.000 millones de dólares; así como tampoco se puede dejar a un lado el desbordamiento del río Yangtsé, el más largo de China y tercero en longitud del planeta, que dejó pérdidas por 40.000 millones de dólares.

JULIÁN RESTREPO CARRERO

Redacción www.portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido