Ideam alerta a La Guajira por impacto de "El Niño"

Desde enero se ha presentado un déficit de lluvias en esta región, lo que según el Ideam, podría incrementar el impacto de "El Niño".

El fenómeno de ‘El Niño’ causa grandes sequías o inundaciones donde se hace presente.

Archivo particular

El fenómeno de ‘El Niño’ causa grandes sequías o inundaciones donde se hace presente.

POR:
junio 17 de 2014 - 10:02 p.m.
2014-06-17

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) alertó este miércoles a La Guajira, considerada la zona más seca del país, sobre los posibles efectos que puede tener el fenómeno climático de "El Niño" durante el último semestre del año.

La entidad hizo esta advertencia en Riohacha durante la presentación de un taller informativo sobre el impacto de este fenómeno, en el marco del Día Mundial de la Lucha Contra Desertificación y la Sequía.

Según María Teresa Martínez, subdirectora de Meteorología del Ideam, La Guajira es la zona más seca del país "porque durante la mayor parte del año permanece un sistema de alta presión al cual están asociadas las lluvias bajas" y además "hay una mayor circulación de vientos que no favorecen las precipitaciones".

Los posibles efectos de "El Niño" son disminución de las lluvias y aumento de las temperaturas en las regiones caribe, andina y norte del Pacífico, así como incremento de las lluvias en algunas zonas de la cordillera oriental y en la Amazonía.

Martínez aseguró que para mitigar el impacto de "El Niño" es importante "educar a la población" para que pueda "entender y actuar ante efectos climáticos como la disminución de las lluvias, el aumento de la temperatura, los altos niveles de radiación solar y con ello mayores riesgos de ocurrencia de incendios".

Por su parte, el director de la Corporación Autónoma Regional de La Guajira (Corpoguajira), Luis Manuel Medina, invitó a las autoridades del departamento a que "se unan para construir un plan de contingencia que afronte de manera oportuna el fenómeno".

LOS EFECTOS DE ‘EL NIÑO’, EN EL MUNDO

Los cultivos en Suramérica y el Caribe, África meridional y los países del Cuerno de África, y el sureste asiático son los que más podrían quedar afectados por el fenómeno meteorológico de ‘El Niño’, aseguró la FAO este martes.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) actualizó su Sistema Mundial de Información y Alerta sobre la Alimentación y la Agricultura (SMIA) para revisar los posibles impactos que tendrá este fenómeno climático en la producción agrícola mundial durante el período 2014-15.

La agencia de las Naciones Unidas elaboró una tabla en la que ofrece una panorámica por regiones geográficas de los posibles “cambios potenciales” que podría provocar ‘El Niño’, basados en su historial. En las tres regiones con mayores probabilidades de “potenciales cambios”, estos se producirían durante el periodo de octubre a marzo.

En Latinoamérica y el Caribe las “fuertes lluvias a final de año podrían retrasar” la plantación de cereales, que serían cosechados a partir de marzo. En Asia existe la “posibilidad creciente” de unas precipitaciones por debajo de lo normal y se espera que el paso de ‘El Niño’ traiga “algún impacto” en la producción de los cultivos. En el África meridional se prevé también la probabilidad de un menor número de precipitaciones en la época de lluvias, lo que resultaría en una limitación del desarrollo de los cultivos y de su rendimiento.

Así mismo, la oficina meteorológica de Australia dijo ayer que la probabilidad de que se presente el fenómeno meteorológico del Niño en los próximos meses permanece en un 70 por ciento, aunque la agencia dijo que algunos indicadores claves asociados con el patrón climático se habían mitigado en las últimas semanas.

“Aún creemos que hay probabilidades del ‘Niño’”, dijo Andrew Watkins, supervisor de pronósticos climáticos de la Oficina Meteorológica de Australia. “Las observaciones recientes pueden sugerir un fenómeno del ‘Niño’ más tardío y tal vez se haya reducido la probabilidad de un ‘El Niño’ muy fuerte como el de 1997/1998”, añadió.

El Niño -caracterizado por un alza en las temperaturas del mar en el Pacífico- afecta a los patrones eólicos y puede desencadenar tanto inundaciones como sequías en diferentes partes del globo, en desmedro de las cosechas y el suministro de alimentos.

EFE
 

Siga bajando para encontrar más contenido