Incertidumbre ensombrece el panorama económico global

Ante las declaraciones de la FED, el desplome de los precios del petróleo y la caída de las bolsas expertos y analistas prendieron las alarmas.

Wall Street

‘Traders’ trabajan en la Bolsa de Valores de Nueva York durante el sexto día seguido de las caídas bursátiles.

Archivo

Internacional
POR:
Cristóbal vásquez
febrero 11 de 2016 - 10:27 p.m.
2016-02-11

La FED afirma que los tipos de interés negativos no están “fuera de la mesa”. El precio del petróleo WTI cerró ayer en a 26,21 dólares por barril, llegando a su menor valor en casi 13 años.

Las bolsas mundiales volvieron a derrumbarse ayer con caídas significativas en sus principales índices. Los mercados asiáticos siguen cediendo en su crecimiento económico y las economías emergentes tambalean por la falta de inversión y el efecto de los factores externos en su tasa de cambio.

Un panorama que se ensombrece y no ofrece indicios claros de recuperación o que toque fondo.

PETRÓLEO

Presionado por un alza de inventarios y la previsión del banco Goldman Sachs de que los precios se mantendrán bajos y volátiles hasta la segunda mitad del año, el crudo cayó ayer con fuerza y sumó su sexta baja seguida, con el contrato en Estados Unidos tocando su nivel mínimo desde mayo de 2003.

Los inventarios en Cushing, Oklahoma, el punto de entrega de los contratos a futuro en Estados Unidos, alcanzaron un máximo histórico de casi 65 millones de barriles, mostraron el miércoles datos de la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA).

Por su parte, Goldman Sachs dijo que el superávit de suministros petroleros, junto con la desaceleración económica en China, implica que los precios se mantendrán bajos hasta la segunda mitad del año.

Los futuros del petróleo Brent cayeron 78 centavos, o un 2,53 por ciento, a 30,06 dólares por barril, tras retroceder abajo de 30 dólares, su menor nivel desde enero.

MERCADO BURSÁTIL

Wall Street cerró ayer con pérdidas y el Dow Jones, su principal índice industrial, bajó un 1,60 % en medio de una oleada de ventas en las principales bolsas mundiales arrastradas por las declaraciones de Janet Yellen sobre las tasas de interés en Estados Unidos y un nuevo desplome del petróleo.

Al cierre de las operaciones, ese índice cayó 254,56 puntos hasta 15.660,18 unidades, el selectivo S&P 500 bajó un 1,23 % hasta 1.829,07 enteros, y el índice compuesto del mercado Nasdaq cedió un 0,39 % hasta 4.266,84 unidades. Al otro lado del Atlántico, la Bolsa de Milán encabezó las pérdidas con caídas del 5,63 %, seguida de la española, que se desplomó un 4,88 %, su mayor descenso desde agosto de 2015, por debajo de los 7.800 puntos. También París bajó un 4,05 %, Londres un 2,39 % y Fráncfort un 2,93 %. En una jornada sin referencias de Asia, donde los principales mercados cerraron por festivo, Europa se dejó llevar desde el inicio de la cotización por la tendencia negativa con la que terminó Wall Street.

LA FED

Los inversores tomaron con preocupación las palabras de la presidenta de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, Janet Yellen, que puso de manifiesto el freno de la economía internacional.

La ejecutiva afirmó que las tasas de interés negativas no están “fuera de la mesa” si la economía sufre un abrupto frenazo, pero insistió en que las perspectivas son las de continuar el ajuste monetario.

Una declaración que corrobora las dudas de los inversores acerca de la situación de la economía global y que muestra cómo los bancos centrales están perdiendo su potencial para estabilizar los mercados y apoyar el crecimiento, dicen analistas de Bloomberg.

“Los mercados están en una etapa de irracionalidad y pánico. Lo que necesitamos es que el barril toque fondo entre 15-20 dólares para que los mercados se estabilicen, sin embargo, en ese momento y teniendo en cuenta otros factores, está completamente sobre los escenarios que tengamos un dólar a 4 mil pesos”, afirmó Juan David Ballén Ramírez, estratega de Casa de Bolsa en Bogotá.

Como respuesta a la volatilidad de la economía los inversionistas están dejando a un lado sus inversiones bursátiles y se están refugiando en el oro y los bonos de gobiernos relativamente estables.

Una posición reactiva que genera más incertidumbre y ensombrece el panorama económico global.

LA RESPONSABILIDAD DE LOS BANCOS

"Es un terremoto bancario”, titularon varios medios alemanes acerca de la caída de las acciones de los bancos en en Europa.

En Francia, Société Générale retrocedió 12,57 % y BNP Paribas 6,02 %. En Italia, Ubi Banka cayó 12,11 % y BMPS 9,88 %, en tanto que en España Bankia se desplomaba 7,64 % y BBVA 7,14 %.

El primer banco alemán, Deutsche Bank, que el miércoles subió casi un 16 % por rumores sobre una operación de recompra de deuda destinada a calmar los temores sobre su solvencia, volvió a hundirse, perdiendo 6,14 %.

Las cosas no fueron mejor en la 'City' de Londres, donde Barclays perdió 7,01 % y Standard Chatered 5,09 %.