¿Por qué los indios están al frente de grandes empresas?

Con la designación de Satya Nadella como máximo responsable ejecutivo, Microsoft se sumó al club cada vez más numeroso de las empresas multinacionales comandadas por directivos indios.

Satya Nadella reemplazará a Steve Ballmer en la dirección de Microsoft.

Bloomberg

Satya Nadella reemplazará a Steve Ballmer en la dirección de Microsoft.

POR:
febrero 07 de 2014 - 03:45 p.m.
2014-02-07

La lista incluye a Pepsi, Deutsche Bank, MasterCard, Adobe Systems, Diageo, el gigante de los productos de consumo que cotiza en Londres Reckitt Benckiser y el fabricante de semiconductores GlobalFoundries.

A simple vista, los puntos en común entre los máximos responsables ejecutivos indios no resultan particularmente informativos. Todos están cerca de los 50 o acaban de pasarlos, la edad en que puede esperarse que la carrera de un directivo exitoso alcance su apogeo. Todos se graduaron en universidades estadounidenses o del Reino Unido además de sus escuelas superiores indias –lo cual no sorprende ya que todos fueron inmigrantes que necesitaron un trampolín a una nueva cultura.

Los que tenían experiencia en administración en India comenzaron con empresas globales, algo lógico dado que les habría resultado más difícil dar un salto a la preeminencia global desde una de las firmas familiares que abarcan alrededor de dos tercios de las empresas indias.

Por lo menos tres –Nadella, el máximo responsable ejecutivo de Adobe, Shantanu Narayen, y Prem Watsa, que dirige Fairfax Financial, posible salvadora de Blackberry- fueron a la misma escuela pública en Hyderabad, que experimentó un auge tecnológico a fines del siglo en el que estuvo incluido el establecimiento del primer centro de desarrollo de Microsoft fuera de los Estados Unidos. No obstante, para cuando ese auge se desarrolló, los tres estaban desde hacía tiempo lejos de su ciudad natal.

En otros aspectos, los antecedentes de los ejecutivos divergen significativamente. Vienen de distintas partes de India –Jaipur, donde nació Anshu Jain, el máximo responsable ejecutivo de Deutsche, se encuentra a 2.000 kilómetros de Chennai, el lugar de nacimiento de Indra Nooyi de Pepsi.

Algunos de los máximos responsables ejecutivos –Nooyi, Ajay Banga de MasterCard, Ivan Menezes de Diageo- fueron alumnos de los Institutos Indios de Administración, escuelas de negocios creadas por el gobierno indio a partir de los años Sesenta para crear una élite local en el área de gestión.

La mayoría no. Algunos, como Nooyi, Narayen, Rakesh Kapoor de Benckiser y Nadella, estudiaron ingeniería. Otros, como Jain, Menezes y el titular de MasterCard, Ajay Banga, son egresados de economía y negocios.

CARRERAS ESTELARES

Tiene que haber, sin embargo, alguna razón para que tantos indios, y no, por ejemplo, brasileños, rusos o chinos, hayan hecho carreras empresariales estelares. Es probable que la respuesta esté en los estudios sobre la cultura de gestión india.

Según una investigación de la Universidad St. Gallen de Suiza, los ejecutivos indios se inclinan por la gestión participativa y la construcción de relaciones significativas con los subordinados. “El estilo de liderazgo tradicionalmente utilizado en India favoreció un vínculo emocional entre superiores y subordinados”, dijo la investigación realizada en el 2004. “El sentimiento de que la empresa se preocupa genuinamente por sus empleados, aportó un fuerte vínculo de lealtad que ha ido más allá de las recompensas financieras”, agregó.

En el “club indio”, no se conoce a ningún ejecutivo por su estilo de conducción dictatorial. “Es imprescindible mirar al empleado y decirle ‘Lo valoro como persona. Sé que tiene una vida fuera de PepsiCo, y lo respetaré por toda su vida, no lo trataré simplemente como el empleado número 4.567'”, dice Nooyi.

HUMILDAD

Cuando Nadella reemplazó a Steve Ballmer al frente de Microsoft, se mencionó su elevada respetabilidad en las filas de la empresa como una razón importante para su ascenso.

Una investigación realizada en el 2007 por científicos de la Southern New Hampshire University, que comparó a los directivos indios con los estadounidenses, demostró que los asiáticos del sur eran más humildes. No es casual que Nadella encabezara su primer correo electrónico a los empleados de Microsoft como máximo responsable ejecutivo diciendo: “Este día representa una lección de humildad para mí”.

El estudio también reveló que los indios miran sobre todo al futuro y se centran en las estrategias a largo plazo. “Si podemos conectar todos los puntos entre lo que vemos hoy y el lugar al que queremos llegar, tal vez no sea lo bastante ambicioso o lo bastante aspiracional”, dice Narayen de Adobe.

En su correo electrónico, Nadella parafraseó una cita de Oscar Wilde con ese mismo planteo: “Necesitamos creer en lo imposible y eliminar lo improbable”.

Acaso más importante aún es el hecho de que los directivos indios llegan a la cima porque perseveran. La mayoría de los que mencioné tuvieron la paciencia de avanzar en la jerarquía de sus empresas, aprendiendo a fondo su actividad desde todos los ángulos.

Nooyi ingresó en Pepsi en 1994, Jain tuvo su primer empleo en Deutsche Bank un año más tarde, Menezes está en Diageo desde 1997, Narayen fue contratado por Adobe en 1998, y el nombramiento de Nadella corona 22 años de carrera en Microsoft.

No hay nada específicamente indio en la empatía, la humildad, la paciencia y la capacidad de soñar. Pero son precisamente esas cualidades las que parecen haber creado el “club indio” de destacados en el mundo empresario global.
Bloomberg

Siga bajando para encontrar más contenido