Industria de Brasil lleva ya dos meses en caída

La producción de bienes y servicios bajó 0,3 por ciento en abril. En marzo fue de 0,5 por ciento.

El número de empleados en la industria también cayó un 0,6 por ciento en abril.

Archivo Portafolioco

El número de empleados en la industria también cayó un 0,6 por ciento en abril.

POR:
junio 05 de 2014 - 04:53 a.m.
2014-06-05

El aumento en los inventarios y mayores costos del crédito contribuyeron a que la producción de bienes de capital y de bienes duraderos en Brasil cayera en abril. La producción industrial bajó 0,3 por ciento en ese mes con respecto a marzo, según informó ayer el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

La baja estuvo en línea con lo arrojado por la mediana de las estimaciones de 23 analistas consultados en un sondeo de Reuters, cuyos pronósticos oscilaron entre un alza del 0,4 por ciento y una caída del 1,5 por ciento. Esto representa otro paso atrás para la industria brasileña tras la caída de 0,5 por ciento de marzo y se suma a preocupaciones sobre la presión de las manufacturas en el crecimiento económico en general.

A los economistas les preocupa especialmente el reciente incremento en inventarios no deseados a partir de un aumento de 2,3 por ciento en la producción en enero con relación a diciembre. La producción de bienes de capital bajó 0,5 por ciento en abril respecto a marzo, lo cual, sin embargo, constituyó una mejoría tras la caída del 4,0 por ciento en marzo.

La producción de bienes intermedios, como textiles y químicos, se contrajo 0,2 por ciento, su primer declive mensual desde diciembre, mientras que la de bienes de consumo duraderos, como muebles y electrodomésticos, se hundió 1,6 por ciento.

El único punto positivo en los números de abril fue la producción de bienes de consumo semiduraderos y no duraderos, como zapatos y alimentos, que subió 0,4 por ciento. Los manufactureros han sido consistentemente el eslabón más débil en la economía brasileña mientras luchan con la competencia exterior, altos costos impositivos y laborales, y pobre infraestructura. Se espera que la industria crezca solo 1,24 por ciento en el 2014, menos del 1,50 por ciento pronosticada para la economía de Brasil como un todo, según un sondeo semanal del banco central entre cerca de 100 economistas.

El lunes, un sondeo privado mostró que las manufacturas se contrajeron en mayo al ritmo más veloz en 10 meses. De los 24 sectores industriales sondeados por el IBGE, 12 bajaron sus cifras en abril respecto a marzo, incluyendo metalurgia, productos de madera, vestuario y muebles.

La producción industrial de abril bajó 5,8 por ciento en la comparación interanual, en línea con la mediana de las previsiones de analistas que variaron entre un declive de 6,6 por ciento y una expansión de 3 por ciento.

GOBIERNO REDUCE IMPUESTO A CRÉDITOS DESDE EL EXTERIOR

El gobierno brasileño redujo ayer el Impuesto a las Operaciones Financieras (IOF), un gravamen que cobraba a empresas y bancos cuando tomaban créditos en el exterior, desde finales del 2012, con el fin de contener el elevado ingreso de capitales. Con esto se inyectaban dólares al mercado y se apreciaba el real.

La nueva medida reduce a 180 días (eran 360) el plazo mínimo de toma de préstamos externos que serán beneficiados con impuesto cero, pero se mantiene el impuesto de 6% para operaciones inferiores a 6 meses.

El efecto esperado por las autoridades monetarias es que caiga el dólar en el mediano plazo, cuyo alto valor ha encarecido las importaciones y ha impulsado la inflación.

Reuters
 

Siga bajando para encontrar más contenido