La industria venezolana ha retrocedido 60 años

El sector carece de divisas para importar insumos y las medidas del Gobierno al respecto son “pequeños parches sin mayor impacto”.

Ismael Pérez / Presidente Ejecutivo De Conindustria Venezuela

Archivo Particular

Ismael Pérez / Presidente Ejecutivo De Conindustria Venezuela

POR:
abril 08 de 2014 - 01:45 a.m.
2014-04-08

Ismael Pérez, presidente ejecutivo de Conindustria, organización que agrupa a la industria venezolana, explica las razones del retroceso del sector en el país y el difícil panorama al que se enfrentan.

¿Qué propuestas le han hecho ustedes al Gobierno para mejorar el panorama de la industria en Venezuela?

Hemos planteado cuatro propuestas fundamentales. Primero, que se reconozca la deuda que tiene el Gobierno a través de Cadivi con las empresas, la cual asciende a unos 13.000 millones de dólares, solo en el sector manufacturero.

Segundo, que se agilice todo lo que tiene que ver con la entrega de divisas de manera oportuna y en las cantidades que se solicitan para traer insumos.

En tercer lugar, aumentar la productividad de la mano de obra debido a la inmovilidad laboral.

Y cuarto, que el Gobierno mejore la prestación de los servicios y de los insumos que entrega. Parte del problema es que hay una falta de insumos que producen las empresas públicas.

Recientemente, el Gobierno lanzó otro sistema de entrega de divisas. ¿Cómo lo ven?

Nosotros pensamos que cualquier flexibilización para obtener divisas es positiva para las empresas y la industria, pero siempre hemos dicho que tiene un impacto mínimo.

No es el mecanismo que va a resolver el problema, porque la industria no puede estar sometida a la eventualidad de que se abra una subasta para cierto sector, que se le entreguen las divisas o que no vaya a ser favorecida en una subasta. O en el caso de los Sicad, con montos muy pequeños, donde hay empresas que han intentado participar pero todavía no les han dado la respuesta, o los montos que solicitan.

¿Cómo operará la industria si necesita adquirir divisas con el Sicad II, el cual promedia 50 bolívares por dólar, para cumplir con la ley de precios justos?

Ese es un problema porque no está claro que vaya a ser reconocido en la estructura de costos, y la mayoría o una buena parte de los productos industriales está regulado. Entonces lo que se va a producir son distorsiones.

Los montos de los Sicad para la industria son muy pequeños, pueden servir para un problema puntual concreto.

¿Entonces qué necesita?

Que a través de Cadivi se le entreguen los montos que necesita y de manera rápida.

Lo demás son pequeños parches que no tienen mayor impacto.

¿Cómo ha sido la situación para la industria desde que Maduro llegó al poder, hace un año?

Ha seguido igual, aunque con una expectativa negativa por la ley de costos y precios justos, un proceso de inflación de más del 50 por ciento, y una devaluación muy alta.

Lo único que ha cambiado es que en el último mes el presidente Maduro ha mejorado la actitud hacia nosotros.

Antes había tenido una actitud muy agresiva, de insultos y descalificaciones. Ahora no ha seguido insultando y ha conminado a sus ministros a trabajar con nosotros. Reconoce que la empresa privada genera empleo, producción y riqueza.

Pero el punto es que todo hasta el momento se ha quedado en palabras. El Gobierno no ha tomado las decisiones que se necesitan.

¿Cuál es la percepción de los industriales en el corto plazo?

Que si no hay decisiones, la situación va a continuar.

¿Cómo hacen para manejar esta situación y no quebrarse?

La industria que ha resistido los últimos 15 años es la que está.

Para manejar la situación, las industrias cierran líneas de producción, mandan a vacaciones a los empleados, dejan de producir ciertas cosas y no realizan ningún tipo de inversión ni generan empleo.

¿Cuántas son las divisas que les da el Gobierno, y cuántas las que en realidad necesitan?

Necesitamos unos 18.000 a 20.000 millones de dólares anuales, y el Gobierno nos da unos 8.000 apenas.

¿Cuál es el estado de desarrollo de la industria actualmente?

En materia de desarrollo de industria, estamos en los niveles que teníamos en 1958.

Ese año, con el primer catastro industrial, teníamos poco más de 7.000 industrias, y es lo que tenemos en este momento.

A la mitad del crecimiento potencial

De manera directa e indirecta, la industria emplea a 1 milón de trabajadores. El sector privado a unos 5 millones, mientras que el sector público a unos 2,5 millones.

Si hubiéramos seguido creciendo como hasta 1998, deberíamos tener unas 15.000 industrias y generar más de 2,5 millones de empleos.

Pedro Vargas Núñez

Subeditor Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido