Inmigrantes ayudan a España en la crisis

Sin el aporte de los inmigrantes el PIB se habría contraído un 0,1 por ciento más.

Archivo Portafolio.co

Emigrantes

Archivo Portafolio.co

POR:
mayo 12 de 2011 - 12:50 a.m.
2011-05-12

 

España habría sufrido una crisis más prolongada y la salida se habría retrasado “en torno a un año” sin la aportación de los inmigrantes, según un informe de la Fundación Ideas, vinculada al gobernante Partido Socialista (Psoe).  

“La inmigración ha sostenido la actividad económica, incluso durante la crisis, y va a ser crucial para la recuperación porque sin inmigración, la riqueza nacional se habría contraído en el 2010 en 0,1 puntos más”, dijo Jesús Caldera, vicepresidente de la fundación. 

El informe presentado ayer, titulado ‘La contribución de la inmigración a la economía española’, destaca que sin la aportación de los trabajadores extranjeros, la economía no hubiera crecido a los ritmos alcanzados durante el periodo de auge económico.  Así, señala que en la última década el 60 por ciento del crecimiento de la economía se puede asignar a la inmigración, que tuvo un impacto positivo en la renta per cápita, elevándola un 32 por ciento en ese periodo, hasta los 23.000 euros. 

Además, indica que los trabajadores extranjeros realizan una contribución directa al empleo de cerca del 15 por ciento, del total del trabajo en España.  “En los años de bonanza, los trabajadores extranjeros nos ayudaron a generar crecimiento y empleo; durante la época de crisis, sufrieron el primer impacto del derrumbe del sector de la construcción, pero inmediatamente ayudaron a recuperar la actividad en el sector servicios y con vista a la recuperación, están mostrando una iniciativa económica emprendedora muy necesaria”, agregó. 

El informe afirma que durante los diez años anteriores a la crisis, la contribución de los inmigrantes a las finanzas de la seguridad social supuso 5.000 millones de euros anuales (el 50 por ciento del superávit del conjunto del sector público). 

Terremoto en MURCIA

Al menos ocho personas murieron ayer a consecuencia de un terremoto de magnitud 5,1 que afectó a la localidad de Lorca (Murcia, sureste) que provocó graves daños en el centro de la ciudad y obligó a evacuar a unas 10.000 personas.   La construcción ha sido una de las más beneficiadas por la presencia de inmigrantes. 

Siga bajando para encontrar más contenido