Inminente cierre de Gobierno en EE. UU. por presupuesto

El liderazgo republicano aseguró el domingo que aún hay tiempo de evitar un cierre parcial del Gobierno el próximo martes y tacharon de "arrogantes" a los demócratas del Senado por esperar hasta el lunes para enfrentar la crisis.

John Boehner, portavoz de la Cámara de Representantes de EE. UU.

Reuters

John Boehner, portavoz de la Cámara de Representantes de EE. UU.

POR:
septiembre 29 de 2013 - 10:55 p.m.
2013-09-29

A menos de dos días de que acabe el año fiscal y se agoten los fondos para las actividades no esenciales del Gobierno, republicanos y demócratas siguen sin llegar a un acuerdo para promulgar un plan presupuestario que evite el primer cierre federal en más de 17 años, que a todas luces se hará efectivo la madrugada del martes.

La Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó esta madrugada un proyecto presupuestario que extiende los fondos para el Gobierno hasta el 15 de diciembre, pero al mismo tiempo exige un retraso en la implementación de la reforma sanitaria, una demanda que la Casa Blanca y los demócratas del Senado consideran inaceptable.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, se reunió esta tarde con miembros de su gabinete para evaluar posibles opciones para evitar un cierre parcial del Gobierno, según dijo un alto funcionario estadounidense a la cadena de televisión NBC News. Mientras, varios líderes republicanos rechazaron que el cierre del Gobierno sea inevitable y urgieron sin éxito al Senado a reunirse hoy mismo para considerar la propuesta aprobada esta madrugada por la Cámara de Representantes.

"La Cámara Baja trabajó hasta muy tarde la noche del sábado para evitar un cierre del Gobierno, y el Senado debe actuar rápidamente, hoy, para hacer lo mismo", afirmó el presidente de la Cámara Baja de EE.UU., el republicano John Boehner, en un comunicado. El Senado no tiene previsto reunirse hasta el lunes a las 18.00 GMT, es decir, diez horas antes de que entre en vigor el cierre del Gobierno; y el líder de la mayoría demócrata en ese hemiciclo, Harry Reid, ha adelantado que no permitirá un respaldo a la propuesta de la Cámara, lo que minimiza las opciones de aprobar una ley a tiempo. "Si el Senado se paraliza hasta la tarde del lunes en vez de trabajar hoy, sería un acto de arrogancia flagrante por parte de los líderes demócratas del Senado", dijo Boehner.

Otros compañeros de Boehner intentaron también hoy revertir la narrativa demócrata de que es precisamente el empeño republicano en vincular el debate presupuestario con sus ataques a la reforma sanitaria lo que ha puesto al país al borde del cierre del Gobierno. "Si hay un cierre del Gobierno, será porque Harry Reid mantiene su posición absolutista (sobre la reforma de salud) y esencialmente toma como rehén al pueblo estadounidense", señaló el senador republicano Ted Cruz en entrevista con la cadena NBC News.

Cruz, que la semana pasada boicoteó el debate sobre el cierre del Gobierno en el Senado con un discurso de más de 21 horas, coincidió con Boehner en que "no hay motivo" por el que la Cámara Alta "debería estar de vacaciones" cuando se avecina semejante crisis. El senador republicano Rand Paul propuso designar un comité de conferencia, un mecanismo extraordinario que reúne a miembros de ambas cámaras cuando hay desacuerdo sobre un proyecto de ley. "Podríamos nombrar hoy un comité de conferencia y celebrarlo mañana para allanar las diferencias", señaló Paul en el programa "Face the Nation" de la cadena CBS.

Kevin McCarthy, uno de los republicanos de mayor rango en la Cámara de Representantes, insistió en que aún puede haber un acuerdo de última hora, y apuntó a la posibilidad de extender durante unos días los fondos del Gobierno para lograr un acuerdo. "No vamos a cerrar el Gobierno", aseguró McCarthy a la cadena Fox News. "Si tenemos que negociar durante más tiempo, lo haremos". "Creo que la Cámara Baja se reunirá, con el tiempo suficiente, enviará otra provisión para no cerrar el Gobierno, y tendrá otras opciones disponibles para que el Senado las evalúe" en caso de que rechace el plan aprobado esta madrugada, agregó el congresista.

Se espera que el Senado sí apruebe el lunes una propuesta que la Cámara Baja emitió por unanimidad esta madrugada, y que garantizaría que se siga pagando a los militares en caso de un cierre temporal del Gobierno. No obstante, lo más probable es que rechace el plan presupuestario en sí y vuelva a enviar a la Cámara Baja la misma versión que el Senado aprobó el viernes, que elimina cualquier acción contra la reforma sanitaria.

De no llegar a un acuerdo, entrará en vigor la primera parálisis parcial del Gobierno federal desde enero de 1996, que obligaría a mandar a casa a hasta 800.000 funcionarios durante el tiempo que dure la escasez de fondos y podría costar más de mil millones de dólares, según la Casa Blanca.

Efe

Siga bajando para encontrar más contenido