Italia se une a Grecia en lucha ‘antiausteridad’

Este miércoles se espera que Tsipras sea recibido por el BCE y por la canciller alemana, Ángela Merkel, quien mantiene su oposición al plan griego.

Italia se une a Grecia en lucha ‘antiausteridad’

EFE

Italia se une a Grecia en lucha ‘antiausteridad’

Internacional
POR:
febrero 04 de 2015 - 02:04 a.m.
2015-02-04

Al tiempo que el primer ministro griego, Alexis Tsipras, y su colega italiano, Matteo Renzi, acordaban ayer unirse en la batalla contra la austeridad en Europa, el Banco Central Europeo mantiene su resistencia a aceptar el plan de rescate para la economía helénica.

En Roma, el nuevo primer ministro de Grecia fue recibido por Renzi, con quien coincidió en que Europa debe abandonar la política de austeridad y apostar por el crecimiento para acabar con la crisis de la deuda que asfixió a Grecia.

“El mundo le pide a Europa que invierta en el crecimiento y no en la austeridad”, aseguró Renzi durante una conferencia de prensa conjunta con Tsipras, ganador de las recientes elecciones y líder de la izquierda radical.

En su primera gira oficial como nuevo primer ministro de Grecia, iniciada el lunes con un maratón antiausteridad, Tsipras y su influyente ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, quien se reunió paralelamente en Roma con su homólogo Pier Carlo Padoan, han sondeado sus ideas para salir de la crisis.

“Han arruinado a Europa con la austeridad, pero no queremos una fractura entre el Norte y el Sur, sino retomar los intereses iniciales de la Unión Europea y crear un futuro de esperanza y dignidad”, adelantó Tsipras. Pese a sus “diferencias y a pertenecer a diferentes familias políticas”, como reconoció el mismo Renzi, socialdemócrata proveniente de la Democracia Cristiana, Italia está convencida de que el camino del crecimiento económico que inspira también al nuevo gobierno griego es el único que puede acabar con la crisis y las desigualdades en muchos países del viejo continente.

Las ideas para obtener un alivio significativo de la deuda del país, que representa el 175 % del Producto Interno Bruto (PIB), ilustradas por los nuevos dirigentes griegos, fueron bien recibidas en Italia.

Este miércoles se espera que Tsipras sea recibido por la canciller alemana, Ángela Merkel, quien mantiene su oposición al plan griego, aunque no cierra la puerta a la negociación. Para Berlín, la línea roja sería sin duda la reducción pura y simple de la deuda. Pero se puede hablar de un reescalonamiento.

EMISOR EUROPEO SE RESISTE A REFINANCIAR DEUDA DE ATENAS 

La propuesta de Grecia de canjear deuda gubernamental por bonos con pagos de intereses ligados al crecimiento económico tuvo ayer una recepción escéptica entre funcionarios de la zona euro, mientras el nuevo primer ministro griego, Alexis Tsipras, buscaba apoyo en Europa. El nuevo ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, lanzó el lunes la idea de que los bonos griegos en poder del Banco Central Europeo (BCE) y parte de la deuda con los gobiernos de la zona euro –53.000 millones de euros en créditos bilaterales– podrían ser intercambiados por bonos ligados al crecimiento o por bonos perpetuos. No estaba claro si la idea consideraba retirar la demanda griega para una amortización o reducción de la deuda. En cualquier caso, funcionarios de la zona euro implicados en la negociación de la asistencia financiera a Grecia dieron una fría recepción a la propuesta. “Necesitamos más detalles, pero las primeras reacciones son más bien escépticas”, dijo uno.

“Hay preocupación de que sea una nueva treta para lograr un recorte” de la deuda.

El emisor europeo se resiste a un elemento clave del nuevo plan de rescate del gobierno griego, dejando potencialmente a Atenas con ninguna fuente de financiamiento exterior cuando su rescate internacional expire al final del mes. El BCE está dispuesto a aprobar la venta de deuda. Pero no levantará un techo de 15 billones de euros de la emisión de Letras.

“El plan griego se basa totalmente en el BCE,” dijo otra oficial de la eurozona.

Agencias
Roma/Bruselas