Italianos reciclan sobras de comida por la crisis económica

La pasión de Italia por la comida es bien conocida en todo el mundo, pero más de la mitad de los italianos ahora reciclan las sobras para preparar nuevas comidas en su intento por ahorrar dinero.

POR:
octubre 22 de 2012 - 07:38 p.m.
2012-10-22

La encuesta de la asociación productora de alimentos Coldiretti dijo que el 59 por ciento de los italianos estaban reutilizando la pasta, el pan y las verduras para hacer nuevos platos, una tendencia que pone de relieve cómo las medidas de austeridad y el desempleo están afectando a los bolsillos de muchas familias.

Italia desperdiciaba 10 millones de toneladas de comida cada año, con un valor estimado de 11.000 millones de euros (14.400 millones de dólares), afirma el sondeo.

Pero la investigación, realizada por el grupo de estadísticas SWG y titulada "El comportamiento de los italianos en tiempos de crisis", sugería que los italianos eran capaces de hacer de la necesidad virtud.

"Las recetas anti-desperdicio son numerosas en Italia", dijo Sergio Marini, presidente de Coldiretti, en la presentación del estudio. Aunque Italia es un país de ricas tradiciones culinarias, la mayoría de ellas se basan en ingredientes humildes que se remontan al final de la Segunda Guerra Mundial, cuando la comida era escasa.

La toscana "ribollita", la veneciana "pinza" o la napolitana "frittata de pasta" suenan a comidas gourmet pero todas se basan en ingredientes reciclados como pasta y verduras.

El gasto del consumidor está cayendo a su peor nivel después de la Segunda Guerra Mundial, y los datos del ISTAT muestran que la confianza del consumidor sólo se ha recuperado un poco desde el mínimo alcanzado en junio, dijo el mes pasado el grupo de presión del comercio al por menor Confcommercio.

Coldiretti sostuvo que una de cada cuatro familias italianas pasa por una difícil situación económica, un tres por ciento más que el pasado año. Una alza prevista de un punto porcentual en el IVA, que debería entrar en vigor en julio, podría costar a las familias más de 500 millones de euros en precios más altos, según Coldiretti. 

AGENCIAS

Siga bajando para encontrar más contenido