Juez de Nueva York niega libertad bajo fianza a Strauss-Khan

Hoy se conoció de una nueva demanda por agresión sexual contra el director del FMI.

POR:
mayo 16 de 2011 - 11:50 p.m.
2011-05-16

La juez que instruye el caso contra el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), el francés Dominique Strauss-Kahn, denegó su libertad bajo fianza y fijó para el próximo 20 de mayo su próxima comparecencia ante ese tribunal.

El fiscal de Manhattan, Cyrus Vance, anunció que Strauss-Kahn, de 62 años, ha sido acusado de intento de violación y de abuso sexual en primer grado contra una empleada de un hotel neoyorquino, cargos por los que puede ser condenado a 25 años de prisión.

Strauss-Kahn, acusado de intentar violar a una limpiadora de hotel, ya ha estado involucrado en conductas similares "al menos una vez", dijo la acusación ante una corte de Nueva York este lunes.

Existen "informes de que ha incurrido en conductas similares a ésta en por lo menos una ocasión", dijo el fiscal a la corte de Nueva York, justo antes de que la jueza denegara la petición de libertad bajo fianza al jefe de las finanzas internacionales.

La jueza Melissa Jackson dijo a Strauss-Kahn que su petición tendría que ser negada porque había "riesgo de fuga" luego de ser acusado el sábado de asalto sexual e intento de violación a una empleada del hotel.

La escritora y periodista Tristane Banon dijo que lo denunciará por agresión cometida en el 2002.

La joven, que actualmente tiene 31 años, en un programa de televisión en el 2007 ya había revelado la agresión sexual, presuntamente cometida por el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn.

Pero en ese momento Banon afirmó no querer presentar una denuncia "para no pasar por la niña que tiene un problema con el político".

Banon, que tenía 22 años en el momento de la presunta agresión, afirmó también que su madre le aconsejó que no fuera a la policía.

La madre de la periodista, Anne Mansouret, es la consejera departamental de Eure, al noroeste de Francia, y candidata a las primarias del Partido Socialista.

"Strauss-Kahn está enfermo. Tiene una adicción al sexo, como otros tienen problemas con el alcohol, la droga o el juego", aseguró Mansouret al diario 'Le Figaro'.

La familia de Banon y la de Strauss-Kahn se conocen desde hace tiempo y la muchacha era amiga de la hija del director del FMI.

Gracias a esos lazos logró una cita con el político, para preparar su primer libro. El encuentro se produjo en un apartamento casi vacío, con una televisión y una cama.

"Primero quiso que le tomara la mano para responder, luego el brazo... Acabamos peleando, nos peleamos en el suelo, le di patadas, me desabrochó el sujetador, trató de quitarme el pantalón vaquero", narró la joven en la televisión.

Kahn actualmente está detenido en Estados Unidos por el presunto intento de violación de una camarera de un hotel. 
 
La coartada de Strauss-Kahn

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) se defendió de las acusaciones de agresión sexual a una empleada de un hotel en Nueva York, y afirmó que comía con su hija en el momento en el que supuestamente esta se produjo.

Los abogados estadounidenses del político están reconstruyendo los hechos del pasado sábado para tratar de demostrar la inocencia de su cliente, indicó la emisora 'RMC'.

La radio señala que, conforme a este relato, Strauss-Kahn abandonó el hotel Sofitel de Nueva York a alrededor de las 12:00, hora local.

La empleada del hotel había señalado que la agresión se produjo en la habitación del hotel una hora más tarde, lo que, según los letrados, demuestra que no fue posible.

Para apoyar esta tesis, los abogados tienen previsto presentar pruebas, elementos materiales y testimonios de que, tras dejar el hotel, el director del FMI comió con su hija en un restaurante de Nueva York.

Tras el almuerzo, Strauss-Kahn tomó un taxi para ir al aeropuerto, desde donde tenía previsto viajar a París. Allí se dio cuenta de que había olvidado uno de sus teléfonos móviles en el hotel y telefoneó al establecimiento para informar de que su chofer pasaría a recuperarlo. Fue esa llamada lo que permitió a los agentes localizarle e interceptarle cuando se encontraba a bordo del avión.

La página web del diario 'Libération' señala que la policía está revisando las horas en las que se produjeron los hechos tras estas pruebas.

De acuerdo con 'RMC', la defensa de Strauss-Kahn también tiene previsto presentar a la camarera como una mujer interesada en obtener un beneficio material de la denuncia.

PARIS
EFE y AFP

Siga bajando para encontrar más contenido