Kirchner aviva el fuego de la polémica argentina con LAN

Un mensaje de la presidenta Cristina Kirchner sobre la venta de las acciones de su colega chileno Sebastián Piñera en la aerolínea, elevó este lunes el tono de una controversia por la situación de la compañía en Argentina.

Empleados de LAN protestan en el aeropuerto de Buenos Aires.

Reuters

Empleados de LAN protestan en el aeropuerto de Buenos Aires.

POR:
septiembre 02 de 2013 - 09:24 p.m.
2013-09-02

"Lo de LAN merece párrafo aparte. ¿Alguien imagina si Aerolíneas Argentinas en lugar de ser línea de bandera recuperada hubiera sido una empresa de mi propiedad y cuando me eligen presidenta la hubiera 'vendido'?", tuiteó Kirchner.

"¡Madre de Dios! Previo fusilamiento mediático ni a candidata habría llegado. O a lo mejor si. Después de todo sería una de ellos. ¿Qué cosa no?", agregó.

En sus mensajes, la mandataria recordó que Piñera había vendido su participación en la aerolínea poco después de su llegada al poder hace tres años.

El canciller chileno, Alfredo Moreno, fue el encargado de salir al cruce de los trinos de Kirchner, una activa usuaria de las redes sociales. "Todo el mundo sabía en Chile qué activos tenía el presidente y en qué empresas participaba" al asumir como presidente en marzo del 2010, dijo Moreno en una entrevista con el 'Canal' 13 de Santiago. "En el caso del presidente y de otros funcionarios voluntariamente vendieron las empresas que consideraron que pudiesen tener algún conflicto de interés", puntualizó el ministro.

Piñera poseía el 26% de la aerolínea LAN, que lo convertía en el accionista mayoritario y la venta de sus títulos en varias operaciones le reportó un total de 1.500 millones de dólares.

El origen del conflicto fue un reclamo a la aerolínea de bandera chilena del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA) de desalojar su hangar en el aeropuerto Jorge Newbery de Buenos Aires. La empresa recurrió a la justicia y consiguió la suspensión provisoria de la intimación a dejar el hangar de 2.500 metros cuadrados.

La ORSNA dijo que la medida había sido informada a LAN a fines del 2012 y argumentó razones técnicas y de mejor ordenamiento en la terminal que funciona para vuelos de cabotaje y a países limítrofes.

Tras conocerse la decisión, LAN alertó que la medida podría afectar la continuidad de sus operaciones en Argentina, donde cuenta con 1.500 empleados.

El conflicto adquirió un fuerte tono político a menos de dos meses de cruciales legislativas, a mitad del segundo mandato de Kirchner, con el apoyo brindado por la oposición a la empresa extranjera. "Aquí, por un hangar en Aeroparque, montaje mediático para atacar a empresa estatal ARGENTINA que realiza 80% de cabotaje país", se quejó Kirchner en uno de sus trinos.

En medio del conflicto, el gobierno argentino pidió la semana pasada reciprocidad para que Aerolíneas Argentinas pueda operar vuelos de cabotaje en Chile y Brasil.

El viceministro de Economía, Axel Kicillof, dijo que le había manifestado al CEO de LAN, Ignacio Cueto, la "sorpresa" de las autoridades argentinas en el sentido de que "el desalojo de un pequeño hangar significaba poner en riesgo sus actividades".

"Queremos seguir volando en Argentina", dijo LAN en un aviso pago en la prensa y sostuvo que la intimación de ORSNA para que abandone el hangar "es el hecho más grave de una serie de embates" contra la compañía, aunque no los detalla.

LAN Argentina realiza más de 400 despegues y aterrizajes semanales desde el aeropuerto porteño con vuelos a 14 ciudades argentinas en los que transporta 2,3 millones de pasajeros anuales, lo que representa 30% del total en Argentina.

Los cancilleres de ambos países, reunidos hace 15 días en Santiago, intentaron bajarle el tono al problema e insistieron en que se trata de un conflicto entre privados.
AFP

Siga bajando para encontrar más contenido