La Fed se reúne esta semana sin perspectivas de una subida de los intereses

El mercado apuesta porque la próxima subida de intereses se produzca en la reunión de diciembre.

Janet Yellen, presidenta de la Fed.

Janet Yellen, presidenta de la Fed.

Janet Yellen, presidenta de la Fed.

Internacional
POR:
efe
julio 25 de 2016 - 10:39 a.m.
2016-07-25

El Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal (Fed) comienza mañana martes una reunión de dos días para evaluar la política monetaria de EE.UU., un encuentro del que, según los economistas, parece improbable que salga un aumento de los intereses.

En su más reciente informe, hace doce días, la Reserva Federal se mostró animada sobre la coyuntura y las perspectivas de EE.UU. Pero en el plano internacional, si a la Fed le preocupaban los desafíos que encara China en su transición de un modelo económico basado en las exportaciones a otro que incida en el consumo interno, ahora se le ha sumado los efectos por la decisión en referéndum del Reino Unido de abandonar la Unión Europea (UE), el llamado "brexit".

En su informe conocido como "Libro Beige", que recoge información sobre la actividad económica en los 12 distritos en los que divide el país, la Fed consideró que las perspectivas del país son "generalmente positivas y optimistas", aunque reconoció "algunas señales" de ralentización en el gasto de los consumidores en junio.

Esta ralentización del gasto de los consumidores puede generar cierta preocupación, ya que en Estados Unidos el consumo es considerado el verdadero motor económico del país, al representar cerca de dos tercios de la actividad económica.

En ese informe, publicado el 13 de julio y que será utilizado como base para la reunión de política monetaria que comienza mañana, el organismo dirigido por Janet Yellen apuntó que las presiones sobre los precios continúan siendo "suaves".

Igualmente, indicó que tampoco ve alzas salariales más que en determinados puestos de trabajo que exigen alta cualificación.

La economía de EE.UU. se encuentra cercana al pleno empleo, con una tasa de desempleo del 4,9 % y con una generación de puestos de trabajo que en junio fue de 287.000 muy superior a la esperada.

La publicación del dato de creación de empleo correspondiente a mayo había activado las alarmas entre los economistas, al ser de apenas 38.000 puestos de trabajo generados, cifra que luego el Gobierno revisó a la baja y dejó en 11.000.

Al generar dudas sobre la consistencia de la creación de empleo, ese fue un factor que fue determinante para que la Fed, el banco central estadounidense, decidiese postergar en su reunión de junio la planeada subida de los intereses de referencia.

La Fed mantiene los intereses de referencia entre el 0,25 % y el 0,50 %, después de la subida de un cuarto de punto decidida en diciembre pasado, el primer incremento en casi una década.

A la inesperada baja de la creación de empleo se sumó en la última reunión de la Fed, a mediados de junio, la incertidumbre por la eventual salida del Reino Unido de la UE, algo que se concretó ocho días después, para optar por la prudencia y aplazar el ajuste.

Según las actas de esa reunión del Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed, publicadas a comienzos de mes, los participantes "juzgaron apropiado continuar dejando las opciones monetarias abiertas y mantener la flexibilidad para ajustar la política en función de próximas informaciones".

Antes del encuentro de junio, la Fed se mostraba dispuesta a elevar los tipos de interés, después de varios aplazamientos, pero el inesperado tropiezo en el desempleo y las dudas sobre el "brexit", que ha provocado una ola de volatilidad financiera global, le hicieron cambiar de idea. Ahora, como muy pronto, el mercado apuesta porque la próxima subida de intereses se produzca en la reunión de diciembre.