La olvidada Latinoamérica

No se esperan grandes cambios en las relaciones de EE. UU. con la región; sin embargo, México, Cuba y Venezuela están en el radar.

Enrique Peña Nieto, presidente de México.

Enrique Peña Nieto, presidente de México tiene una difícil tarea para negociar con el gobierno de Trump.

Internacional
POR:
Portafolio
enero 15 de 2017 - 02:35 p.m.
2017-01-15

América Latina no se escapa a la incertidumbre que viven todas las regiones del mundo por el ascenso de Donald Trump al poder de la primera potencia económica, política y militar del planeta.

Aparte de México, país con el que se ensañó desde la campaña presidencial por los temas de inmigración y comercio, la región no aparece entre sus prioridades, lo que indica, con seguridad, que va a bajar en importancia e interés para Estados Unidos durante la próxima administración.

Peter Schechter, director del centro Adrienne Arsht para América Latina del Atlantic Council de Estados Unidos, asegura que “podemos predecir que la presidencia de Trump va a ser conflictiva y va a abrir bastantes frentes de batalla pero con América Latina muy poco”.

Sin embargo, hay tres países que acaparan la atención.

EL ‘SAMBENITO’

Trump quiere renegociar el acuerdo comercial Nafta, el cual incluye a México y Canadá,
para conseguir mejores condiciones para su país, presionó para que las empresas automotrices como Ford, General Motors y Fiat Chrysler desinvirtieran en el país sureño, amenazó con construir un muro para evitar la inmigración ilegal, el cual “tendrá que pagar México de una u otra forma”, y va a deportar a millones de inmigrantes, en su mayoría mexicanos.

Shifter sostiene que la situación es muy riesgosa para México por su dependencia comercial y económica con Estados Unidos. “Habrá que esperar a que llegue el equipo de Trump y decidan qué posición van a tomar”, agrega el presidente del Diálogo Interamericano.

Cree que el presidente mexicano Enrique Peña Nieto adoptó una actitud pragmática frente al problema pero al mismo tiempo tiene una gran presión popular y política en su país de desafiar a Trump por la indignación de los mexicanos hacia lo que consideran una actitud humillante de parte del presidente electo de Estados Unidos.

TILLERSON VS CHAVISMO

El régimen chavista no la va a tener fácil bajo la presidencia de Trump, especialmente si Rex Tillerson es confirmado como secretario de Estado.

Cuando era presidente de ExxonMobil, la compañía fue expropiada bajo el gobierno de Hugo Chávez, a comienzos de siglo. Para volver a tener problemas con Nicolás Maduro en el 2015, que protestó porque ExxonMobil comenzó exploraciones en la región costera de Essequibo, que pertenece a Guyana pero es reclamado por Venezuela.

Shifter piensa que Estados Unidos no se va a involucrar en Venezuela apoyando los diálogos entre el oficialismo y la oposición, como lo ha hecho Obama, ni tampoco va a presionar con temas como la democracia ni derechos humanos pues no son temas importantes para Trump.

Schechter, por el contrario, cree que la administración de Trump, principalmente por su secretario de Estado, va a presionar por elecciones con una actitud más endurecida y menos matizada, “sin interesarle si entrometerse va a ayudarle a Maduro”.

SIN CAMBIOS CON CUBA 

La administración Obama reestableció relaciones con Cuba en 2014 y el año pasado efectuó una visita a la isla. Los analistas consideran que durante la administración de Trump no se retrocederá a los niveles anteriores al 2014, pero tampoco se avanzará más en el acercamiento entre los dos países, en parte porque dentro de Estados Unidos hay mucho apoyo político a la reapertura de relaciones.