Las nuevas y fuertes sanciones financieras que impuso EE. UU. a Venezuela

El presidente Donald Trump dispuso la prohibición de negociar con bonos de Venezuela y de Pdvsa.

Donald Trump

Donald Trump, presidente de Estados Unidos.

REUTERS

POR:
Portafolio
agosto 25 de 2017 - 11:44 a.m.
2017-08-25

Estados Unidos anunció este viernes “fuertes y nuevas” sanciones financieras contra la “dictadura” en Venezuela, entre ellas la prohibición de transar nuevos bonos soberanos y de su compañía petrolera estatal PDVSA.

Lea: ('Diosdado Cabello recibió 100 millones de dólares de Odebrecht').

Un decreto firmado por el presidente Donald Trump, el primero que afecta al país y no solo a funcionarios o exfuncionarios venezolanos, “prohíbe transar nueva deuda emitida por el gobierno de Venezuela y su empresa petrolera estatal”, indicó la Casa Blanca.

Lea: (Maduro dice que está preparado para bloqueo petrolero de EE. UU.).

“También prohíbe las transacciones en ciertos bonos existentes propiedad del sector público venezolano, así como los pagos de dividendos al gobierno de Venezuela”, agregó el comunicado.

Lea: ('Estados Unidos seguirá imponiendo sanciones económicas a Venezuela').

Hasta ahora, las sanciones de Washington hacia Venezuela se habían circunscrito a represalias financieras y jurídicas contra el propio Maduro y una veintena de funcionarios y exfuncionarios de su gobierno, a los que acusa de quebrantar la democracia, propiciar la corrupción o violar los derechos humanos.

La Casa Blanca dijo que en esta ocasión "para mitigar el daño al pueblo estadounidense y al venezolano", el Departamento del Tesoro emitirá licencias con un período de liquidación de 30 días para permitir transacciones que de otro modo quedarían prohibidas por este decreto, entre ellas las vinculadas con exportación e importación de petróleo.

"Estas medidas están cuidadosamente calibradas para negar a la dictadura de Maduro una fuente crucial de financiamiento para mantener su mandato ilegítimo, y para proteger al sistema financiero de Estados Unidos de complicidad en la corrupción en Venezuela y en el empobrecimiento del pueblo venezolano, y permitir la asistencia humanitaria", apuntó el texto.

Washington y Caracas retiraron a sus respectivos embajadores desde 2010. Pero hasta ahora mantienen estrechos vínculos económicos y comerciales, sobre todo en la industria petrolera.

'MÁS CERCA DEL DEFAULT'

Cada vez más aislado internacionalmente en medio de protestas opositoras que dejaron al menos 125 muertos entre abril y julio, Maduro instaló el 4 de agosto una Asamblea Constituyente con plenos poderes, desconocida por la oposición y varios países, entre ellos Estados Unidos.

"La dictadura de Maduro sigue privando al pueblo venezolano de alimentos y medicinas, encarcelando a la oposición democráticamente elegida y suprimiendo violentamente la libertad de expresión", enfatizó este viernes la Casa Blanca.

Y denunció que, para preservarse, el gobierno venezolano promueve el enriquecimiento de funcionarios corruptos. "La mala gestión económica de Maduro y el saqueo desenfrenado de los activos del país han llevado a Venezuela a estar cada vez más cerca del default", señaló.

La agencia de calificación financiera SP Global Ratings advirtió en julio sobre el riesgo de impagos debido al deterioro de las condiciones económicas y el aumento de las tensiones políticas en Venezuela. Entre octubre y noviembre, Venezuela y PDVSA deberán pagar unos 3.800 millones de dólares en vencimientos de bonos.

'ESTADOS UNIDOS NO ESTÁ SOLO'

En los días recientes, Trump amenazó incluso con recurrir a la "opción militar" en Venezuela, una declaración rechazada por los gobiernos de América Latina.

El vicepresidente Mike Pence matizó esa postura en una gira por la región, en la que aseguró que Estados Unidos busca una salida pacífica, pero advirtió que el colapso de Venezuela pone en peligro a toda la región porque propicia el "narcotráfico" y la "migración ilegal".

Pence destacó que su gobierno no es el único que condena el "régimen" de Maduro, y citó la Declaración de Lima del 8 de agosto. En ese texto, Argentina, Brasil, Canadá, Chile,
Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú expresaron su "enérgica condena a la decisión de la Asamblea Nacional Constituyente de usurpar las competencias" del Parlamento. "Las nuevas sanciones financieras de Estados Unidos apoyan esta postura regional de aislamiento económico de la dictadura de Maduro", subrayó la Casa Blanca. "Estados Unidos no está solo en la condena al régimen de Maduro", puntualizó.

Siga bajando para encontrar más contenido