Latinoamérica sigue conquistando España con inversiones

Los inversionistas de la región se hacen con las empresas del país ibérico en dificultades, ahora que la nación sale de la recesión.

El grueso de las transacciones en España ha llegado del otro lado del océano Atlántico.

Archivo Portafolio.co

El grueso de las transacciones en España ha llegado del otro lado del océano Atlántico.

POR:
enero 10 de 2014 - 01:27 a.m.
2014-01-10

En un cambio de roles, empresas y hombres de negocios latinoamericanos están desembarcando en España a medida que la economía comienza a recuperarse de una crisis que la puso al borde del abismo y generó oportunidades para los extranjeros.

Inversores mexicanos, venezolanos y otros han entrado en sectores como la banca, el turismo, la alimentación y otras áreas ligadas al consumo en los últimos meses.

Los compradores procedentes de las que fueron alguna vez colonias de España también están adquiriendo empresas con dificultades financieras en una nación que necesita inyecciones de liquidez para reforzar la incipiente recuperación.

Entre los recientes desembarcos inesperados figura el banco venezolano Banesco, que se hizo con la entidad rescatada NCG Banco, al ofrecer 1.000 millones de euros por ella.

Y el grupo colombiano Santo Domingo se comprometió a aportar 100 millones de euros en el marco de una inyección de capital más amplio en la inmobiliaria española Colonial.

“Es un fenómeno lógico”, dijo Enrique Quemada, responsable del asesor de compras y fusiones ONEtoONE en Madrid.

“Ahora todo el mundo tiene claro que España ha tocado fondo, que no sale del euro, que el euro no se hunde.

Los grandes grupos (latinoamericanos) ven que en España, donde se habla el mismo idioma, hay muchas empresas que están baratas; para ellos, es la manera natural de entrar en Europa”, dijo Quemada.

CAMBIO DE PAPELES

El flujo de inversiones latinoamericanas supone una vuelta de tuerca a la fiebre española de compras en la década de 1990, cuando las empresas ibéricas entraron en Latinoamérica y se hicieron con firmas estratégicas en distintos sectores.

Entonces, empresas españolas recién privatizadas tomaron el control de bancos latinoamericanos, compañías telefónicas y grupos de servicios públicos.

Pero el estallido de la burbuja inmobiliaria en España en el 2008 dio inicio a una larga recesión económica y una crisis de deuda que ahuyentó a posibles inversores por el temor de que el país siguiera el ejemplo de Portugal y Grecia y pidiera un rescate internacional.

Una vez superado el miedo a una reestructuración de la deuda soberana, el dinero extranjero está fluyendo de nuevo hacia el país, sobre todo de bolsillos de magnates latinoamericanos, que quieren aprovechar la recuperación y usar España como un trampolín para entrar en el mercado europeo.

La recesión provocó una avalancha de quiebras de empresas y dejó sin trabajo a uno de cada cuatro trabajadores. Por eso la inversión extranjera es clave para garantizar la recuperación y fomentar el crecimiento del empleo este año.

MÉXICO LIDERA

La ‘conquista’ latinoamericana ha coincidido con un aumento de la riqueza en la región, sobre todo en México, que ha liderado una serie de compras de empresas españolas que van desde el sector bancario o activos alimenticios a autobuses y navieras.

En el transcurso de los últimos seis meses, inversores mexicanos han adquirido participaciones en entidades como el Banco Popular y el Banco Sabadell, el grupo alimentario Campofrío, el armador Barreras y la compañía de transportes Avanza.

REUTERS

Siga bajando para encontrar más contenido