Leve aceleración de la inflación estadounidense en junio

La inflación interanual aumentó de ritmo, del 1,4 por ciento en mayo al 1,8 por ciento en junio, cuando los precios que pagan los consumidores tuvieron su mayor incremento desde febrero, según informó el martes el Departamento de Trabajo.

Los precios de las gasolina subieron 6,3 % en junio.

AFP

Los precios de las gasolina subieron 6,3 % en junio.

POR:
julio 16 de 2013 - 06:56 p.m.
2013-07-16

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) subió un 0,5 por ciento en junio cuando los precios de la energía aumentaron un 3,4 por ciento y los de las gasolinas crecieron un 6,3 por ciento, según muestra el informe. Los precios que pagan los consumidores por los alimentos subieron un 0,2 por ciento en junio.

Si se excluyen los precios de energía y alimentos, que son los más volátiles, la inflación subyacente del IPC el mes pasado fue del 0,2 por ciento, indicó el informe del Gobierno. La inflación subyacente ha sido del 1,6 por ciento en un año hasta junio.

El hecho de que el índice de inflación se aproxime al nivel que la Reserva Federal considera razonable y saludable sugiere que el banco central tendrá más flexibilidad en los meses próximos para aminorar su estímulo monetario.

Algunos responsables de la política monetaria, como el presidente del Banco de la Reserva Federal de St. Louis, Jammes Bullard, han expresado su preocupación por el bajo ritmo de inflación señalando que el riesgo de una caída de precios pueda debilitar la reactivación económica.

Desde el otoño pasado (hemisferio norte) la Reserva Federal ha adquirido cada mes unos 85.000 millones de dólares en bonos del Tesoro para estimular la actividad económica, que este mes cumple cuatro años de crecimiento sostenido pero lento desde el fin de la recesión, a mediados de 2009.

El informe mostró que las remuneraciones horarias promedio de los trabajadores se mantuvieron sin cambios en junio después de una disminución del 0,1 por ciento el mes anterior. En un año las remuneraciones de los trabajadores han crecido un 0,4 por ciento.

El lento crecimiento de las remuneraciones de los trabajadores y el hecho de que la tasa de desempleo se mantiene en el 7,6 por ciento a cuatro años de terminada la recesión, inciden en la cautela de los consumidores cuyo gasto, en EE.UU., equivale a casi el 70 por ciento de la actividad económica.

La Reserva Federal, que inició en diciembre de 2007 una cuantiosa intervención monetaria desde que EE.UU. entró en recesión, ha mantenido desde diciembre de 2008 por debajo del 0,25 por ciento la tasa de interés de referencia. El banco central estadounidense ha prometido que continuará con esa política de crédito barato al menos hasta 2015 o hasta que el índice de desempleo baje al 6,5 por ciento.

El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, concurre el miércoles y el jueves a testimonios ante comités del Congreso donde dará más detalles del diagnóstico y el pronóstico del banco central acerca de la coyuntura económica.

Al término de su reunión del 19 y 20 de marzo la Reserva divulgó sus proyecciones económicas más recientes según las cuales la inflación este año estará entre el 1,3  y el 1,7 por ciento, con un ritmo un poco más elevado, entre el 1,5  y el 2 por ciento para el año próximo.

En cuanto al desempleo, la Reserva calcula que este año terminará entre el 7,3  y el 7,5 por ciento, y que en 2014 bajará a un nivel entre el 6,7  y el 7 por ciento.
EFE

Siga bajando para encontrar más contenido