Maduro decretará una Zona Especial Fronteriza con Colombia

Según el presidente de Venezuela, esta medida servirá para evitar el contrabando. Además anunció que ya aprobó una reforma con el fin de endurecer las penas para quienes cometan este delito.

Internacional
POR:
octubre 24 de 2014 - 12:34 p.m.
2014-10-24

 Nicolás Maduro anunció que la semana que viene decretará una Zona Económica Especial Fronteriza con Colombia para que empresarios de los dos países puedan comprar productos venezolanos a precios especiales, como medida contra el contrabando.

“Si las grandes cadenas distribuidoras venezolanas y colombianas quieren venir a esa Zona Económica Especial Fronteriza que voy a decretar esta semana que viene, que vengan y les vendemos todo lo que quieran”, dijo Maduro durante un programa que encabezó para informar sobre la lucha que, aseguró, su Gobierno libra contra el contrabando.

El presidente dijo durante la jornada transmitida en cadena obligatoria de radio y televisión desde una localidad del centro del país, que Venezuela preparará un sistema de almacenes para la venta y distribución legal de productos a toda Colombia, que se distribuirán a las ciudades fronterizas con ese país.

“Les podemos recibir pesos colombianos si quieren, dólares, y bolívares”, indicó y señaló que de este tema hablarán los cancilleres de Venezuela, Rafael Ramírez, y de Colombia, María Ángela Holguín, quienes sostendrán una reunión “próximamente”, aunque no aclaró dónde ni cuándo será ese encuentro.

El gobernante dijo que si bien esta medida de “taponear” la zona fronteriza ha ayudado a combatir el delito, aún “hay mil caminos” que usan las mafias “para sacarle los productos a Venezuela”.

“Si no hubiéramos puesto el tapón en la frontera todos estos productos hubieran terminado en Colombia”, dijo Maduro.

Agradeció, en este sentido, a la Policía de Colombia, a su Fuerza Armada y al Gobierno de Juan Manuel Santos “toda la coordinación y colaboración que están prestando en esta lucha”.

Maduro señaló que entre los dos países “hay una coordinación permanente que hay que ir perfeccionando” en esta batalla e indicó que se debe incrementar el intercambio binacional de información de inteligencia sobre las bandas criminales contrabandistas.

Además, pidió “a las autoridades de Colombia” hacer lo que esté en sus manos para detener una supuesta campaña “antivenezolana” que se hace desde la prensa colombiana y llamó al “pueblo honesto de Colombia” a no dejarse “envenenar” por esos mensajes de “odio” contra su Gobierno y contra las Fuerzas Armadas de Venezuela.

“Nosotros somos un pueblo hijo de Bolívar que respetamos y amamos al pueblo de Colombia, pero tienen que entender hermanos de Colombia que no podemos permitir que a nuestra economía la destruyan pequeñas mafias vinculadas a las bandas criminales de Colombia y yo pido de corazón el apoyo del pueblo colombiano”, dijo. 

REFORMA PARA ENDUCER LAS PENAS POR CONTRABANDO  

Además, el presidente de Venezuela aprobó la reforma de la Ley de Precios Justos para penar hasta con 14 años de cárcel a quien cometa el delito del contrabando y señaló que esta modificación también incluye la confiscación de todos los bienes del implicado. 

“Se me ha propuesto una reforma de la ley que garantiza los derechos económicos llamada la Ley de Precios Justos, una reforma puntual que voy a aprobar por habilitante (poderes especiales para legislar)", dijo el gobernante. 

La reforma, según el superintendente de Precios Justos, Andrés Eloy Mendez, consistirá en dar al delito del contrabando un tratamiento similar al que se aplica en materia de drogas. 

“Es decir, a los contrabandistas que desvían los productos de primera necesidad del país aplicar entre diez y catorce años de cárcel y confiscación plena de los bienes activos, cuentas bancarias, vehículos, avionetas”, dijo Mendez. 

El presidente hizo el anuncio desde unos galpones que fueron confiscados en el centro del país a dos empresas importadoras de productos médicos que supuestamente tenían el material acaparado para llevarlo a otro país vía contrabando. 

Indicó que desde agosto pasado, cuando su Gobierno inició una "batalla" contra el contrabando, se ha visto la necesidad de endurecer los castigos a quienes cometen este delito. Se refirió especialmente al caso de los dueños de las empresas importadoras de medicamentos, a quienes aseguró que serán capturados, pues están siendo buscados “activamente” y que pagarán “con sus propios bienes, con sus cuentas, y con la cárcel (...) el daño que le están haciendo a Venezuela”. 

Asimismo, informó que aprobó un decreto para prohibir la venta de productos de primera necesidad en la economía informal “porque el pueblo está indignado”. 

“La orden es muy clara, tiene que acabarse ya la especulación y la venta en la calle de productos de primera necesidad”, dijo. 

El Gobierno de Venezuela inició el 11 de agosto pasado un plan para luchar contra el contrabando de productos de primera necesidad y, entre las medidas, se cuenta el cierre nocturno de la frontera con Colombia. 

EFE