Maduro llama al dueño de Polar a entregar sus empresas

El mandatario acusó al empresario Lorenzo Mendoza de ser uno de los promotores de lo que denuncia como "guerra económica" para desestabilizar al país.

Nicolás Maduro dice que está librando una guerra económica.

Reuters

Internacional
POR:
Portafolio
febrero 12 de 2016 - 03:37 p.m.
2016-02-12

El presidente Nicolás Maduro llamó el jueves al mayor empresario de Venezuela, Lorenzo Mendoza, a ceder sus compañías "al pueblo" si no las puede administrar, luego de que éste culpara al gobierno de la grave crisis económica.

"Si no puedes con tus empresas, entrégale las empresas al pueblo que el pueblo sí puede", dijo Maduro en un duro ataque contra el dueño de Empresas Polar -la mayor productora de alimentos del país-, quien el martes pidió excluir al sector privado de la pugna entre el gobierno y la oposición.

Durante un acto a las afueras del palacio presidencial de Miraflores para conmemorar el golpe fallido liderado por Hugo Chávez el 4 de febrero de 1992, el mandatario aseguró que Mendoza es uno de los promotores de lo que denuncia como una "guerra económica" para desestabilizar al país y derrocarlo.

"Dejo en manos del gabinete económico qué hacer con la guerra anunciada y declarada por Lorenzo Mendoza en este momento de dificultades, espero recomendaciones contundentes", advirtió.

El gobernante socialista prometió revelar información sobre un supuesto encuentro fuera de Venezuela al que, según él, asistió Mendoza junto con dirigentes de Fedecámaras, el principal gremio empresarial del país.

Frente a miles de simpatizantes chavistas, Maduro tildó al presidente de Polar de "hipócrita", "doble cara", "traidor a la patria", "bandido", "oligarca" y "verdadero ladrón".

Asimismo, agradeció la "respuesta positiva" de muchos empresarios que se han puesto a las órdenes del Gobierno para enfrentar la emergencia económica que declaró a principios de año y señaló que, por el contrario, los representantes de empresas que mantienen una "actitud de guerra", tendrán "guerra" como respuesta.

"A los que quieren destruir al país, vamos a aplicarle con toda la contundencia histórica, las leyes de la república para que respeten al pueblo, que cese la guerra económica contra el pueblo, no puede haber medias tintas", dijo.

Mendoza multiplicó esta semana sus entrevistas con los medios, en las que responsabilizó al gobierno de la debacle -que provoca una severa escasez de productos básicos- y le propuso darle en arriendo empresas expropiadas que, aseguró, se encuentran improductivas.

"Los empresarios no queremos saber nada de política", afirmó Mendoza, quien sostuvo que "el ciudadano ya no aguanta más discusiones que son absolutamente políticas, no de orden económico".

El industrial reveló que Polar acumula deudas por 370 millones de dólares con sus proveedores internacionales por la falta de acceso a divisas, que el gobierno monopoliza a través de un control cambiario.

Amenazado durante años por Chávez con confiscarle sus compañías, Mendoza fue denunciado en octubre último por la bancada chavista en el parlamento por "traición a la patria" y "usurpación de funciones".

Esto, porque supuestamente suplantó al gobierno en presuntos tratos con el Fondo Monetario Internacional (FMI), lo que podría acarrearle varios años de cárcel.

El empresario hizo esta aseveración un día después de que presentara un plan con el que, dijo, el país podría salir de la grave crisis económica y de escasez de productos alimentarios que afronta, al tiempo que aclaró que la Polar no recibe "ni un dólar" en el marco del control de cambio que opera en el país desde 2003.

El empresario propuso que se reconozca la deuda del Estado con los proveedores internacionales de materia prima y criticó que empresas expropiadas no produzcan "a niveles de eficiencia". Además instó al Estado a revertir la estatización o alquilar las instalaciones de las empresas estatales a quienes puedan mejorar su funcionamiento.

Este miércoles, Mendoza recordó que pese a que se ha señalado a su empresa como la mayor productora de alimentos del país, Polar no produce los muy escasos carne, pollo, leche, café o azúcar y que el 52 % de la producción de harina de maíz con la que se preparan las populares arepas y que también ha desaparecido de los anaqueles, está en manos del Gobierno.

AFP/EFE