‘Maduro, solo puede ser un presidente electo en funciones’

Gustavo Palomares, presidente del Instituto de Altos Estudios Europeos, afirma que con la decisión del CNE de realizar la auditoría de votos, tácitamente se acepta que los resultados del domingo 14 de abril no son los definitivos.

Gustavo Palomares, presidente del Instituto de Altos Estudios Europeos.

Archivo Particular

Gustavo Palomares, presidente del Instituto de Altos Estudios Europeos.

Internacional
POR:
abril 20 de 2013 - 10:52 p.m.
2013-04-20

Gustavo Palomares, presidente del Instituto de Altos Estudios Europeos (Iaee), estuvo en Venezuela como acompañante en las elecciones presidenciales del pasado 14 de abril, cuyos resultados causaron una grave crisis política y social en el vecino país.

Palomares afirma que se está al borde de la violencia social y que el reconteo de votos, aprobado por el CNE, tácitamente pone a Nicolás Maduro como presidente electo en funciones, mientras se determina el resultado real.

Maduro se posesionó el viernes como presidente, ¿cómo será la gobernabilidad en una situación tan difícil?

Se abre un escenario complicado para Venezuela. No solamente entre Gobierno y oposición, sino por un nivel de enfrentamiento que en este momento está calando en las calles, en una situación muy cerca de la violencia social.

También hay que hablar de las divisiones internas dentro del chavismo porque Chávez era el que armonizaba todo, y no sabemos si Maduro va a tener capacidad para tener ese elemento estabilizador.

Hay diferentes familias dentro del PSUV (oficialismo), desde el peso que pueda tener la familia de Chávez, hasta los intereses políticos y económicos.

Entonces tenemos una complicada relación gobierno y oposición, la administración de la cohesión dentro del chavismo, y la otra son las Fuerzas Armadas, a la que generalmente se le da una posición monolítica de este cuerpo, pero ahora mismo hay diferentes sensibilidades.

¿Y lo económico?

Es muy importante ese factor, tiene problemas de desabastecimiento de los principales productos, una alta inflación, una producción petrolera disminuida y una caída importante del consumo interno.

Todo eso significa que Venezuela será este año una de las economías con más pobre desempeño en América Latina.

Lo cual complica cualquier escenario para los próximos años.

¿Cree usted que Maduro se radicalizará más o buscará acercarse a la oposición?

Creo que Maduro se debate entre una responsabilidad respecto a tender puentes o acuerdos mínimos con la oposición para ir ganando espacios de entendimiento político, y, por otra parte, una posición interna dentro de su propio movimiento, en el cual parece que algunos quieren seguir manteniendo ese nivel de radicalización, de no dar un paso atrás con el proyecto y modelo revolucionario heredado de Hugo Chávez.

Lo más seguro es que dentro del chavismo ya haya sucedido una lucha interna porque Maduro dijo el domingo en la noche que no tenía ningún problema con el reconteo, y después cambió la posición.

Está claro que ha habido diferentes visiones a la hora de interpretar los resultados.

Probablemente ese es el escenario en el que tenga que vivir el día a día Nicolás Maduro. Una lucha para reafirmar su liderazgo.

Y entonces, ¿qué debe hacer?

La situación actual en Venezuela se ha hecho insoportable, insostenible, tanto para el ámbito interno como para la comunidad internacional.

Si se mantiene la situación actual, va a derivar en un conflicto social en las calles, un enfrentamiento social sin marcha atrás.

Entonces, es inevitable que el presidente, después del reconteo de votos, Maduro o Capriles, tienda puentes y busque puntos de entendimiento.

Pienso que en el nuevo gabinete tienen que haber nombramientos que supongan una moderación interna y gestos de respeto con el fin de establecer bases mínimas de entendimiento y también de aceptación recíproca y mutua.

Sí es Maduro, en el gabinete también tiene que hacer un ajuste de las fuerzas internas dentro del movimiento y darles paso a los moderados.

Pero un gabinete bipartidista parece muy lejano...

No lo creo.

La decisión del Consejo Nacional Electoral (CNE), de realizar el reconteo, es importantísima y tiene mucha trascendencia, pero para eso se debe hacer bien: debe existir una comisión de ambos partidos, y una tercera parte, ojalá una veeduría internacional que sea un punto de equilibrio.

Esta decisión no es solo un gesto político, sino que hay algo más detrás.

Es un espacio común de aceptación legítima del próximo presidente de Venezuela y eso es muy importante para ir construyendo puntos de entendimiento.

¿Qué pasa si gana Capriles esa auditoría teniendo en cuenta que Maduro ya se posesionó?

La realización de ese escrutinio le da un carácter de excepcionalidad a la toma de posesión de Nicolás Maduro, como candidato proclamado como presidente por el CNE.

El escrutinio tiene validez si se considera la posesión de Maduro con la de un presidente electo en funciones, hasta tanto y en cuanto no se realice la proclamación definitiva por el CNE.

Quiere decir que si en ese caso resulta ganador Henrique Capriles, Nicolás Maduro tendrá que dejar la presidencia en funciones, para que en un nuevo acto de proclamación y un nuevo acto de posesión lo haga Capriles, teniendo en cuenta que del recuento definitivo se deriva que el presidente real y legítimo fue el ganador.

¿Y sí lo aceptaría el chavismo?

Lo que sucede es que, de una forma tácita, con el reconteo de votos; el CNE aceptó que mientras no exista una proclamación de resultados definitivos, ese presidente que tomó posesión no es sino un presidente electo en funciones. Si no es así, existiría una grave incongruencia política e institucional, y es que se acepte un recuento dando por hecho que el conteo del domingo no es definitivo, y a la vez tome posesión un presidente de forma definitiva.

¿Esa decisión del CNE se debió más a presión interna o externa?

Hay un 49 por ciento de la sociedad venezolana que hoy por hoy tiene dudas respecto a la legitimidad del presidente proclamado y posesionado.

Estoy seguro de que Maduro sabe en su fuero interno que va a ser considerado un presidente ilegítimo.

La opinión internacional también fue importante. La posición de los Estados europeos ha tenido un peso fundamental para el reconteo, y lo pensemos o no, Estados Unidos también, el cual tiene un peso político importante al comprar casi un millón de barriles de petróleo diarios y al ser el principal socio económico y comercial.

Pero eso también se pensaba con Chávez, y nunca pasó nada

Sí, pero ahora hay una situación económica que nunca tuvo Chávez. El deterioro de octubre a abril fue muy grande.

Maquinaria para vincular todo a favor del partido de Gobierno

Nosotros pudimos constatar que en la campaña hubo un monopolio total y absoluto por parte de los medios gubernamentales: espacios físicos, propaganda en radio y televisión, con una utilización de la totalidad de los recursos del Estado.

Todos los funcionarios son obligados de una forma directa o indirecta a participar en las marchas del partido gubernamental; los contratados están condicionados al compromiso revolucionario.

El día de las elecciones pudimos constatar más de 3.000 incidencias electorales, esto significa que el voto electrónico emitido, más el voto efectivo que se realizó, más los cuadernos de las actas electorales, no coinciden.

Además de cédulas falsas, doble votación, presiones, etc.

Pedro Vargas Núñez

Subeditor Portafolio