Los ‘manitos’ gravan la comida chatarra

El gravamen ayudará a compensar el déficit mexicano

Los ‘manitos’ gravan la  comida chatarra

Archivo Particular

Los ‘manitos’ gravan la comida chatarra

POR:
octubre 18 de 2013 - 11:50 p.m.
2013-10-18

La cámara baja de México aprobó un proyecto de ley destinado a elevar impuestos, entre estos un nuevo gravamen sobre la comida chatarra, mientras que el presidente, Enrique Peña Nieto, trata de desviar parte de la carga de financiar al gobierno de los productores de petróleo a los consumidores.

La cámara votó por 317 a 164 ayer para aprobar una versión modificada de la propuesta de Peña Nieto, incrementando la tasa máxima del impuesto a las ganancias hasta 35 por ciento, del 32 propuesto, y se agrega un impuesto de 5 por ciento sobre las comidas con alto contenido graso.

La cámara baja tenía previsto debatir algunos puntos del proyecto al final del día antes de enviarlo al Senado.

Peña Nieto está impulsando reformas para promover inversiones en el sector energético, que da cuenta del 6,2 por ciento de la economía, según Barclays Plc, y trata de aumentar el crecimiento por encima de 5 por ciento.

La mayor economía de América Latina después de Brasil se ha expandido menos que la región en la última década, con un crecimiento que no alcanzó las estimaciones de los analistas en los dos primeros trimestres del año, en tanto el Gobierno redujo el gasto público y la producción de petróleo se encamina a un octavo año consecutivo de disminución.

“Es una victoria para Peña Nieto”, dijo Alonso Cervera, economista principal para México en Crédit Suisse Group AG, en una entrevista telefónica.

Un impuesto sobre la comida chatarra ayudará a compensar el déficit, aunque contribuyó a generar caídas de las acciones ayer para las empresas alimentarias como Grupo Bimbo SAB, la empresa panificadora más grande del mundo, y Gruma SAB, el fabricante de tortillas más grande del mundo.

“Esto no será fácil” para las empresas, dijo Carlos Hermosillo, analista de títulos en Grupo Financiero Banorte SAB, en respuesta a un cuestionario por correo electrónico.

El impuesto sobre artículos que contienen 275 kilocalorías por cada 100 gramos “incluiría numerosos productos”.

Gruma cayó 0,5 por ciento el viernes, a 80,25 pesos, luego de caer 3,3 por ciento el jueves en Ciudad de México. Bimbo aumentó 1,8 por ciento, a 41,37 pesos, compensando la caída de ayer de 2,2 por ciento.

Bimbo dijo en respuesta a preguntas por correo electrónico que está analizando la legislación y las contribuciones impositivas de manera que “sean justas y adecuadas, y se apliquen de forma transparente y responsable para el bien de la sociedad”.

Legisladores del Partido Acción Nacional, el grupo de oposición más grande en el Congreso, se opusieron al proyecto después de que el Partido Revolucionario Institucional (PRI), de Peña Nieto, se negará a abandonar su plan de aumentar el impuesto sobre las ventas en los estados limítrofes con los Estados Unidos, que incluyen bastiones tradicionales del partido conocido como PAN. La tasa tributaria más alta para los que más ganan y los aranceles sobre las comidas con alto contenido de grasa fueron propuestos por el Partido Revolucionario Democrático (PRD), el segundo grupo opositor.

Bloomberg

Siga bajando para encontrar más contenido