Marchas y enfrentamientos en el Día del Trabajo

En Estambul los enfrentamientos entre manifestantes y autoridades dejan 58 personas heridas.

Marchas y enfrentamientos en el Día del Trabajo

EFE

Marchas y enfrentamientos en el Día del Trabajo

POR:
mayo 01 de 2014 - 02:13 p.m.
2014-05-01

La conmemoración del día del Trabajo se desarrolla este 1 de mayo en la mayoría del mundo. Las marchas y manifestaciones transcurren con normalidad a excepción de Estambul (Turquía), en donde los enfrentamientos dejan más de 100 detenidos y medio centenar de heridos.

FUERTES ENFRENTAMIENTOS EN ESTAMBUL

Al menos 139 personas han sido arrestadas y otras 58 han resultado heridas en los choques producidos este jueves en Estambul durante los intentos de varios sindicatos de manifestarse en la emblemática plaza de Taksim, que había sido clausurada previamente por las autoridades.

"Según nuestras informaciones, hasta ahora hay 139 detenidos en Estambul. Me temo que esta cifra va a aumentar", declaró por teléfono Mehmet Soganci, presidente de TMMOB, el sindicato que agrupa a arquitectos e ingenieros, y una de las cuatro grandes organizaciones convocantes de las marchas hacia Taksim.

Soganci indicó que aún estaban recopilando datos de los hospitales para establecer el número de heridos, aunque señaló que podrían ser unos cien y que entro ellos hay al menos un periodista. Según la asociación de juristas CHD, unas 58 personas han resultado heridas.

Los primeros choques se registraron sobre las 05:30 GMT  (9:30 p.m. del miércoles hora de Colombia) tanto en el barrio de Sisli como en el de Besiktas, ambos a unos dos kilómetros de Taksim, donde las fuerzas de seguridad bloquearon con blindados las marchas de los sindicatos.

Sobre las 07:00 GMT (11:00 p.m. hora de Colombia) los choques se habían extendido ya a 14 puntos distintos de la ciudad, según la emisora Yol TV. Todos los accesos a la plaza quedaron cerrados por vallas metálicas. Sobre el mediodía, los enfrentamientos remitieron y la Policía empezó a desmontar las barricadas que grupos de manifestantes habían erigido en la arteria de Besiktas, aunque en algunos puntos se seguían registrando esporádicos enfrentamientos, con jóvenes armados de tirachinas y lanzando adoquines.

La Policía, por su parte, empleó cañones de agua, gases lacrimógenos y pelotas de goma contra los manifestantes. Las cuatro organizaciones convocantes reconocieron que el fuerte despliegue policial ha hecho imposible el objetivo de llegar hasta Taksim y denunciaron la actitud del Ejecutivo.

"Hay una ley marcial de facto, peor que en los tiempos del régimen militar de 1980", denunció Soganci, que destacó que incluso se ha vulnerado el derecho a la libre circulación de personas.

Además de Taksim, prácticamente todo el centro de la ciudad está rodeado de fuertes cordones policiales y el tráfico rodado ha quedado interrumpido. Incluso el tránsito de peatones quedó reducido casi a cero, en lo que suele ser una de las zonas más animadas de Estambul, especialmente los días festivos. Los propios turistas tenían que caminar varios kilómetros arrastrando sus maletas para llegar a sus hoteles en el centro de la ciudad.

EN ESPAÑA SALIERON MILES DE PERSONAS

Bajo el lema "Sin empleo de calidad no hay recuperación", miles de personas marcharon este jueves, Día Internacional del Trabajo, en unas 70 ciudades de España, donde los sindicatos denuncian una precarización laboral pese a la incipiente reactivación económica.

"íManos arriba, esto es un contrato!" o "Por nuestros derechos", podía leerse en las pancartas enarboladas por los manifestantes que desfilaron por el centro de Madrid entre estruendo de pito y tambores, llevando globos rojos y banderines sindicales.

"La última reforma laboral y todas las medidas tomadas por el gobierno para la estabilidad presupuestaria lo único que han hecho ha sido quitar derechos a los trabajadores", denunciaba Jesús Huertas, funcionario de 48 años, vestido con una camiseta que decía: "La dignidad es el salario".

Determinado a rebajar un déficit público galopante, el gobierno conservador de Mariano Rajoy decidió a principios de 2012 un plan de austeridad con ajustes por 150.000 millones de euros hasta finales de 2014. Dos años después, el ejecutivo se declara alentado por las incipientes muestras de reactivación económica, con un crecimiento del 0,4% del PIB en el primer trimestre, tras las alzas de 0,2% y 0,1% respectivamente en el cuarto y tercero de 2013.

Esta ligera mejora no se traduce sin embargo en el frente laboral: la tasa de desempleo volvió a aumentar en España en el primer trimestre, a 25,93%, cerca de su récord histórico. El mensaje optimista del gobierno provoca así indignación entre la oposición de izquierdas y los manifestantes.

"Todo lo que nos están contando es un gran cuento chino", consideraba en Madrid José Antonio Hernán, desempleado de 36 años. "Yo llevo con el sueldo congelado desde hace seis años y además me lo han rebajado en dos ocasiones", lanzaba junto a él Rosa Llorente, maestra de educación infantil de 35 años, denunciando un aumento de alumnos en las aulas y una sobrecarga de trabajo de los profesores.

La educación y la salud están entre los sectores públicos más afectados por los recortes presupuestarios en un país donde, en los últimos años, numerosas empresas privadas cerraron, bajaron salarios o redujeron sus plantillas mediante Expedientes de Regulación de Empleo (ERE).

"íEste ERE es ilegal", coreaban en la manifestación madrileña trabajadores la emboterradora española de Coca-Cola, quien anunció un ajuste que afecta a 1.250 trabajadores.

Por primera vez, los líderes de los grandes sindicatos, Ignacio Fernandez Toxo de Comisiones Obreras y Cándido Méndez de UGT, desfilaron en la marcha de Bilbao, en el norte del país. La industria del País Vasco se vio sacudida este año por la quiebra de uno de sus buques insignia, el fabricante de electrodomésticos Fagor.

MARCHAS EN HONG KONG

Miles de trabajadores de todos los sectores de la región de Hong Kong protagonizaron este jueves una marcha por el Primero de Mayo, mientras en la parte continental de China la festividad pasó desapercibida.

Obreros, profesores, o empleados emigrantes, entre otros, tomaron las calles de la isla para reclamar mejores condiciones laborales y cambios en la legislación en una manifestación organizada por la Confederación de Sindicatos, según publica el diario hongkonés ‘South China Morning Post’.

Al menos, una docena de grupos de trabajadores migrantes -quienes, en su mayoría, se dedican a trabajos domésticos en la isla- estuvieron presentes en la marcha, para demandar mayores salarios mínimos, que se endurezcan las regulaciones de la agencias de contratación y que se permita vivir a los trabajadores fuera de las casas de sus empleadores.

"Hong Kong tiene una economía de primer mundo, pero un sistema de protección laboral tercermundista", denunció el legislador Lee Cheuk-yan.

Otros manifestantes también dejaron clara su oposición a la entrada de más mano de obra extranjera, como reivindicó el presidente de la Federación sindical, Stanley Ng Chau-pei. El máximo de horas de trabajo o el sistema de protección de las pensiones fueron otros consignas de la manifestación, que se prolongó todo el día por distintas partes de la isla.

RESUMEN AGENCIAS

Siga bajando para encontrar más contenido