Las mayores quejas por el ‘fracking’ en EE. UU. son por agua

Observe el mapa de los campos petroleros de Estados Unidos en los que se usa la técnica del fracturamiento hidráulico.

En Colombia se presentarán en los próximos meses las primeras solicitudes de licencias para hacer exploraciones.

AFP

En Colombia se presentarán en los próximos meses las primeras solicitudes de licencias para hacer exploraciones.

Internacional
POR:
septiembre 11 de 2014 - 06:03 p.m.
2014-09-11

Incidentes que posiblemente generaron afectaciones en el agua, quejas por cambios en corrientes subterráneas e percances relacionados por el transporte de hidrocarburos, son las mayores denuncias que han hecho los vecinos a los campos petroleros que utilizan la técnica del fracturamiento hidráulico en los Estados Unidos.

La organización no gubernamental FrackTracker, radicada en Pensilvania, recopila en su página web los registros de las quejas formales presentadas a las empresas del sector en las zonas de los Estados Unidos donde se realiza exploración y explotación en yacimientos no convencionales.

Vea aquí el mapa de los yacimientos de EE.UU en los que se usa la técnica de 'fracking'

El agua es el mayor motivo de preocupación. Denuncias relacionadas con desplazamiento de corrientes hídricas, superficiales y subterráneas, mal manejo de residuos, contaminación y vertimientos mal manejados están registrados en el mapa interactivo publicado en la página de la organización. (Lea aquí: Colombia mantendrá regulación para tecnología 'fracking')

También hay denuncias sobre problemas de salud supuestamente asociados con las actividades petroleras y desmejora en los indicadores de calidad de aire.

PREOCUPACIONES EN COLOMBIA

El debate sobre el ‘fracking’ cobra relevancia en Colombia porque se espera que en los próximos meses se presenten ante la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales las primeras solicitudes de licencias para hacer exploraciones en yacimientos no convencionales, para lo que es necesario el fracturamiento hidráulico.

El miércoles, el ministro de Minas y Energía, Tomás González, sostuvo que ninguna licencia se otorgaría sin hacer una revisión del proyecto que dé a las comunidades la tranquilidad de que todos los riesgos asociados con la actividad, van a tener un manejo adecuado, según lo fijado en las normas ambientales y técnicas emitidas por los ministerios de Minas y Ambiente.

Adicionalmente, el viceministro de Energía, Orlando Cabrales, aseguró que, a diferencia de lo que sucedió en los Estados Unidos, en Colombia el país se tomó un tiempo de dos años para estudiar los riesgos de la práctica y diseñar una reglamentación adecuada antes de iniciar las actividades.

Sin embargo, el ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, comentó este jueves sus preocupaciones sobre los posibles efectos en el agua de la estimulación hidráulica. En una entrevista radial con la emisora Todelar manifestó: “Me preocupa el tema del ‘fracking’ porque vemos en Santa Marta y otras zonas un debilitamiento en la producción de agua”.

Agregó que sus preocupaciones ya fueron remitidas a los ministros de Ambiente y Minas.