Mejoran los beneficios de aerolíneas

La Iata dice que las ganancias se elevarán hasta los 25.000 millones de dólares en 2015.

Mejora el crecimiento económico en el sector.

Archivo particular

Mejora el crecimiento económico en el sector.

Internacional
POR:
diciembre 11 de 2014 - 01:13 a.m.
2014-12-11

La caída de los precios del combustible y la mejora del crecimiento económico permitirá a las aerolíneas globales reportar 19.900 millones de dólares de beneficios netos en 2014, por encima de la estimación previa de 18.000 millones de dólares, informó el miércoles la Asociación Internacional del Transporte Aéreo.

La Iata (por sus siglas en inglés), con sede en Ginebra y que representa a unas 250 aerolíneas que concentran el 84 por ciento del tráfico aéreo mundial, agregó que las ganancias netas se elevarán hasta los 25.000 millones de dólares en 2015.

“El panorama de la industria está mejorando. La economía global sigue recuperándose y la caída de los precios del petróleo debería fortalecer la mejora el año próximo”, dijo el director general de la Iata, Tony Tyler, en un comunicado. El gasto de las líneas aéreas en combustible bajará hasta 192.000 millones de dólares en 2015, por debajo de los 204.000 millones de dólares estimados para este año, afirmó la Iata.

USO DE ARMAMENTO ANTIAÉREO

La IATA quiere que se cree y se adopte un convenio internacional bajo el paraguas de la ONU, que regule el uso de armamento antiaéreo, tras la tragedia del avión de Malaysia Airlines, que fue abatido cuando sobrevolaba el este de Ucrania.

Esta es una de las recomendaciones que el organismo ha hecho en el marco de un grupo de trabajo creado tras la tragedia del avión derribado con casi 300 personas a bordo.

El director general de la Iata Tony Tyler, arguyó a favor de ese eventual convención o tratado internacional recordando que existen otros que regulan las armas químicas, o las bombas de racimo, y que debería existir uno sobre armamento antiaéreo.

“Sabemos que será un proceso lento, pero hay que proceder”, aseveró el director general, quien definió el siniestro del MH17 como un “ultraje”.