Microsoft entra de lleno al mercado de los móviles

Con la compra de una división de Nokia por US$ 7.200 millones, busca competir con Samsung y Apple.

Según varios analistas, el precio de la operación es demasiado bajo.

Reuters

Según varios analistas, el precio de la operación es demasiado bajo.

POR:
septiembre 04 de 2013 - 02:39 a.m.
2013-09-04

El gigante tecnológico estadounidense Microsoft se ha metido de lleno en el jugoso pero complejo mercado de la telefonía móvil, con la compra de la división de Dispositivos y Servicios de Nokia, su principal aliado en el desarrollo del ecosistema móvil Windows Phone.

El acuerdo entre ambas compañías anunciado ayer contempla la venta por parte de Nokia de todos sus activos relacionados con el diseño y la fabricación de móviles básicos y terminales inteligentes, por 3.790 millones de euros, incluidas las fábricas, los centros de I+D y el traspaso de unos 32.000 empleados.

Por su parte, Nokia conservará su cartera de patentes pero otorgará a Microsoft una licencia no exclusiva para la utilización de las mismas durante 10 años, por la que la empresa estadounidense pagará 1.650 millones de euros, con la posibilidad de extender el acuerdo “indefinidamente”.

De este modo, Microsoft realiza una arriesgada apuesta por la telefonía móvil en una industria claramente dominada por los fabricantes de dispositivos Android, especialmente la surcoreana Samsung, y por Apple con su popular iPhone.

El todavía consejero delegado de Microsoft, Steve Ballmer, quien ha anunciado que abandonará la compañía en los próximos meses, confía en el gran potencial del ecosistema Windows Phone y en la capacidad de Nokia para lanzar al mercado móviles atractivos.

“Windows Phone ha crecido más de 78 por ciento en el último año y se ha establecido claramente como la tercera plataforma móvil del mercado, mientras que las ventas de ‘smartphones’ de Nokia con Windows Phone han pasado de cero hace dos años a 7,4 millones de unidades en el último trimestre", afirmó Ballmer.

En su opinión, el negocio “es una operación que beneficia a los empleados, accionistas y consumidores de ambas compañías”.

HELSINKI/EFE

Siga bajando para encontrar más contenido