Mila da paso a una integración financiera más profunda

Más allá de ser una plataforma de negociación de acciones de Colombia, Perú, Chile y México, se espera que incorpore más activos y brinde más facilidades de acceso a emisores e inversionistas.

La Bolsa Mexicana de Valores conmemoró el 21 de enero del 2015 su ingreso al Mila, iniciativa de la que hacen parte Colombia, Pe

Archivo particular

La Bolsa Mexicana de Valores conmemoró el 21 de enero del 2015 su ingreso al Mila, iniciativa de la que hacen parte Colombia, Pe

Internacional
POR:
mayo 25 de 2015 - 12:47 a.m.
2015-05-25

El Mercado Integrado Latinoamericano (Mila), que esta semana completa cuatro años de operación, pasará de ser simplemente una plataforma de negociación de acciones a convertirse en todo un esquema de integración de mercados financieros.

En ese sentido, la negociación de títulos colombianos, chilenos, peruanos y más recientemente mexicanos, le abrirá las puertas no solo a más activos de inversión, sino que dará más facilidades de acceso tanto a emisores como a inversionistas.

Estos son algunos de los temas que hacen parte de la hoja de ruta en la que están trabajando los gobiernos, las autoridades financieras, los depósitos y las bolsas de valores de los cuatro países.

Aunque toma tiempo, y más aún cuando México apenas está aterrizando en el Mila, la realidad es que ya se están dando pasos con miras a lograr una verdadera integración financiera.

“La inversión cruzada entre los países no es de poca monta, pero no están usando el Mila. Este mercado crece, pero no es el único camino. La idea es regionalizar los mercados financieros”, explicó el superintendente Financiero (e), Jorge Castaño Gutiérrez”.

LO QUE VIENE

Actualmente, el Mila es una plataforma para negociar acciones de Colombia, Perú, Chile y México. La capitalización bursátil de este mercado cerró abril en 979.024 millones de dólares, correspondientes a 742 emisores.

Ahora, “la idea es expandirse a productos relacionados con la renta variable, como los fondos, ETF y derivados, así como a los activos de renta fija”, dijo el presidente de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), Juan Pablo Córdoba.

En cuanto a este último punto, el producto que podría ingresar son los bonos corporativos, pues la deuda pública tiene características distintas entre los países. Mientras que en Colombia es el activo que más se mueve en bolsa, en los demás se negocia menos, y se hace con operaciones de registro.

Pero más allá de los activos, es importante dar las condiciones para operar. El Superfinanciero explica que existe interés en que haya facilidad en el tipo de instrumentos que se pueden negociar y, por eso, se han definido dos tareas prioritarias.

Una, es que haya un reconocimiento mutuo de los emisores extranjeros. Dicho de otra manera, que las empresas autorizadas para hacer emisiones puedan hacer las ofertas no solo en su mercado de origen, sino en los demás del Mila.

La otra, es lograr estandarizar los productos que más se negocian en el mercado, lo que incluye unificar los prospectos de información al mercado, y crear folletos con información sencilla sobre las condiciones de la emisión y las implicaciones de comprar valores extranjeros.

A la larga, esto facilita el propósito inicial de la integración, que es darle más opciones a los inversionistas para colocar sus recursos, y que las empresas tengan una mayor base para financiarse.

En cuanto a los inversionistas institucionales, es necesario hacer algunos ajustes para que los fondos de pensiones tengan un papel regional tan relevante como el que juegan en los mercados locales. Por eso, se busca que reciban tratamiento local, para elevar los volúmenes y reducir los costos.

Esto incluye armonizar temas tributarios. El presidente de la BVC dice que “hay países que benefician a los inversionistas locales o de EE. UU. pero no a los regionales, lo que se presta para discriminación porque no tiene sentido que los fondos no paguen impuestos en sus países pero sí en los demás por no tener trato nacional”.

Otro punto de la agenda está relacionado con los fondos de inversión colectiva. Si bien los grandes inversionistas tienen acceso sin necesidad del Mila, el objetivo es que estos vehículos de inversión puedan ofrecerse en cada mercado, para llegar a más clientes.

UN MERCADO PARA COMPETIR EN LAS GRANDES LIGAS

A finales de mayo del 2011 se lanzó el Mila, cuyo objetivo era crear un gran mercado accionario conjunto entre Perú, Chile y Colombia para atraer a más inversionistas y poder competir con los grandes de la región (Brasil y México).

Pero el proceso no ha sido sencillo, por asuntos regulatorios e incluso la coyuntura de los mercados financieros, lo que explica los bajos montos transados. En estos cuatro años, se han hecho operaciones a través de la infraestructura Mila por 369,8 millones de dólares, en 11.406 movimientos.

Perú ha sido el más activo, y los títulos que más se han negociado son los chilenos. Las acciones colombianas más transadas son Pacific, Ecopetrol y Nutresa.

Entre tanto, se han establecido 50 convenios entre intermediarios de los distintos países con el fin de poder operar en el mercado. De las 23 comisionistas colombianas, hay 14 habilitadas para operar bajo Mila.

Por otra parte, existen índices bursátiles de referencia para los inversionistas (como el S&P Mila 40) y se han creado 12 fondos mutuos, con más de 45 millones de dólares administrados.

Luisa Gómez R.

Subeditora de Portafolio