Miles de pasajeros no saben si llegarán a sus destinos antes de fin de año en EE. UU.

La tormenta de nieve caída en Nueva York el pasado domingo ha dejado más de 10.000 vuelos cancelados

POR:
diciembre 29 de 2010 - 08:41 p.m.
2010-12-29

"Pensaba viajar el domingo 26 de Barcelona a Nueva York, donde planeaba pasar el fin de año, pero desviaron mi vuelo a Londres por la tormenta. Allí pasé una noche hasta que me dijeron que no había manera de recolocarme en ningún vuelo", explicó un español de 30 años que no quiso revelar su nombre. En conversación telefónica añadió: "Me devolvieron a Barcelona y me dijeron que podría viajar el día 30, sin embargo, aún no están seguros de que vaya a poder llegar a Manhattan antes de fin de año".

Como él, miles de personas están pendientes en diversos lugares del mundo, incluido Nueva York, de ser recolocadas en vuelos que ya de por sí están muy llenos debido a las festividades y los recortes de capacidad acometidos a raíz de la crisis.

"Unas 3.000 personas permanecen en el aeropuerto JFK a la espera de que se les recoloque. Se prevé una vuelta a la normalidad propia de estas fechas este miércoles o jueves", detalló  Steve Coleman, portavoz de la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey, la entidad que gestiona los tres grandes aeropuertos cercanos a Nueva York.

La nevada -que ha desatado el mayor despliegue de servicios de emergencias en la ciudad desde el 11-S, según el Departamento de Bomberos- motivó que los aeropuertos de Newark, La Guardia y JFK cerraran cerca de 24 horas entre el domingo y lunes pasados, en uno de los fines de semana más ajetreados del año y en que los aviones registran sus mayores tasas de ocupación.

Ello hizo que, según Coleman, además de los problemas por la cancelación de miles de vuelos en las horas de cierre de los aeropuertos, posteriormente se tuvieran que suspender muchos otros, porque el ritmo de recuperación de la actividad hacía imposible dar cabida al tráfico habitual.

Un portavoz del aeropuerto de La Guardia explicó que, "con todas las cancelaciones y retrasos, se van a necesitar de dos a tres días para que las compañías aéreas recuperen un horario regular".

Aún así, las aerolíneas explican que, además de la gente que se acumula en los pasillos de JFK a la espera de ser recolocada, hay miles de viajeros que han sido enviados a sus casas hasta que se les pueda acomodar en un avión.

"Hacemos todo lo posible para lograr que la gente llegue a donde quiere viajar", aseguraba Delta a través de sus cuentas en redes sociales, en las que se compromete a completar la recolocación para que los afectados puedan viajar antes del 1 de enero.

"Seguimos recomendando a todos los viajeros que comprueben en la web la situación de sus vuelos antes de ir al aeropuerto. Trabajamos para recuperar la actividad lo antes posible", aseguraba igualmente un portavoz de Continental.

Uno de los casos más llamativos es el de un avión de Cathay Pacific procedente de Vancouver (Canadá), que aterrizó en Nueva York a las 2.15 hora local  del martes y los pasajeros no pudieron desembarcar hasta 11 horas después.

Siga bajando para encontrar más contenido