Millonarias multas por manipular mercados de futuros

Superan los US$3.100 millones, por fraudes a granel en mercados de granos, metales y divisas, reportó agencia estadounidense.

Hubo manipulación de precios y de tasas de cambio en firmas de todo el mundo.

Archivo

Hubo manipulación de precios y de tasas de cambio en firmas de todo el mundo.

Internacional
POR:
noviembre 13 de 2015 - 12:57 a.m.
2015-11-13

Donovan Davis, director de la firma Capital Blu, con sede en la Florida, fue sentenciado a 17 años de prisión, por operaciones fraudulentas en mercados de futuros, donde se mezclaba el lavado de dinero.

Este es uno de los tantos casos irregulares reportados por la Comisión de Comercio para el Mercado de Futuros (CFTC), que la ha llevado a imponer multas que superaron los 3.100 millones de dólares, en los últimos 12 meses.

Los casos más frecuentes se relacionan con la manipulación de precios de metales, granos, energía y divisas, para entregas futuras, según lo explicado por el director de la Agencia, Timothy Massad.

Las prácticas más comunes llevadas a cabo por los por agentes de intermediación comercial tienen que ver con la manipulación de precios y tasas de cambio, suplantación de identidades, operaciones ficticias, y estafas con pirámides alimentadas por inversionistas incautos, especialmente personas mayores.

Entre los sancionados, que contemplan alrededor de 70 empresas, donde se encuentran firmas de todos los tamaños, se destaca el Deutsche Bank, acusado de manipular la tasa Libor, lo que le implicó una multa de 800 millones de dólares.

Por manejos fraudulentos con operaciones futuras en el mercado del trigo, fue sancionada la compañía Kraft Food- Mondelez Global. En el caso del comercio de oro y plata figura, entre otras, la compañía Heet Khara-Nasim Salim.

Como responsables de la manipulación del mercado de divisas, documentación e información falsa, se encuentran 15 entidades, entre bancos y comisionistas de bolsa, que en conjunto recibieron multas del orden de los 1.400 millones de dólares. Entre los involucrados se cuentan el Citibank, HSBC, JP Morgan Chase, Royal Bank of Scotland, UBS AG, Barclays Bank y Morgan Stanley.

Las autoridades han admitido que vigilar un mercado donde se mueven alrededor de 400.000 millones de dólares, por año, es una misión casi imposible.

Sin embargo, indican que las nuevas herramientas otorgadas por la Ley Dood-Frank, que acaba de cumplir cinco años, y fue producto de la crisis financiera del 2007, han facilitado un seguimiento más cercano del mercado, donde las transacciones electrónicas se generan a velocidades insospechadas.

El sector financiero se queja de haber tenido que contratar más personal solo para rendir informes a las entidades de vigilancia.

El pago de recompensas a denunciantes, muchos de los cuales son exempleados de las compañías infractoras, se ha convertido para las autoridades en una herramienta eficaz. El delator puede obtener entre un 10 y un 30 por ciento de recompensa, sobre el valor del fraude detectado.

En el más reciente caso, el denunciante -cuyo nombre goza de plena confidencialidad- obtuvo 290 mil dólares de premio. En total, el pago de recompensas, solamente en el sector financiero, ascendió a 435 millones de dólares.

Germán Duque

Miami