Minería en Perú está detenida por protestas sociales

La inversión extranjera para los próximos años está calculada en 51.600 millones de dólares.

Archivo Portafolio.co

Protestas en Perú

Archivo Portafolio.co

POR:
diciembre 14 de 2011 - 11:35 p.m.
2011-12-14

 

Los millonarios proyectos mineros en Perú podrían sufir retrasos debido a los fuertes conflictos sociales que arrecian en el sector vital para la economía del país. En lo que va del año, tres importantes proyectos mineros que aguardaban inversiones de casi 6.000 millones de dólares fueron cancelados o suspendidos en medio de protestas de pobladores.

El más reciente fue el proyecto de oro y cobre de 4.800 millones de dólares de la estadounidense Newmont Mining, que tras resistir un mes de protestas postergó su desarrollo.

Perú es un gran exportador mundial de metales y sus ventas mineras equivalen al 60 por ciento de los envíos totales.

Pero la explotación de la riqueza natural suele despertar un fuerte rechazo entre las comunidades cercanas a los proyectos, que generalmente viven de la agricultura y temen que se afecte el medio ambiente y las reservas de agua.

En otros casos, buscan una mayor tajada de las utilidades de las operaciones mineras.

TÍA MARÍA

Tía María, ubicada en la región sureña de Arequipa, es un proyecto de 1.000 millones de dólares de Southern Copper .

El plan enfrenta el rechazo de la población, que teme se use el agua de sus cultivos en sus operaciones.

Tras las violentas protestas que se produjeron en abril, que dejaron al menos tres muertos y medio centenar de heridos, el Gobierno del entonces presidente Alan García rechazó el estudio de impacto ambiental del proyecto por ‘observaciones inviables’ y dispuso el retiro de equipos, maquinarias e instalaciones en la zona.

Southern Copper, controlada por el Grupo México , debe realizar un nuevo estudio ambiental.

MINA CERRO VERDE

La minera Cerro Verde, controlada por Freeport McMoran y que produce el 2 por ciento del cobre mundial, enfrenta desde el 29 de septiembre una huelga declarada legal por el Gobierno.

Los trabajadores demandan mayores beneficios salariales. Según la empresa, la huelga en la mina ubicada en la región sureña de Arequipa no ha afectado su producción, debido a que unos 600 empleados están trabajando voluntariamente. Sin embargo, analistas estiman que su producción ya estaría mermada, debido a que el yacimiento opera normalmente con unos 2.000 trabajadores.

AMPLIACIÓN TOQUEPALA

Southern Copper también enfrenta el rechazo de la ampliación de su mina Toquepala, en la región sureña de Tacna, cerca a la frontera con Chile, por una disputa por el suministro de agua.

Los pobladores piden que el proyecto, de 800 millones de dólares, sea ejecutado con agua de mar desalinizada debido a la desertificación en las zonas agrícolas vecinas.

Southern Copper ha afirmado que está abierta al diálogo y ha reiterado que no usará una gota adicional de agua en su expansión sino que utilizará el agua reciclada de los relaves.

QUELLAVECO Y MICHIQUILLAY

Anglo American, la cuarta mayor minera diversificada del mundo, tiene el proyecto cuprífero de 3.000 millones de dólares Quellaveco, ubicado en la región sureña de Moquegua. La región rechaza el plan por temor al suministro del agua.

La firma espera iniciar la construcción del proyecto en el 2012 con miras a producir unas 220.000 toneladas de cobre al año.

Anglo American controla también el proyecto de cobre Michiquillay, localizada en la región norteña de Cajamarca y que requiere una inversión de 1.000 millones de dólares. Michiquillay fue otorgado en concesión en el 2007 y desde entonces ha sufrido varios retrasos por protestas.
LAS BAMBAS

El proyecto de cobre Las Bambas, de la gigante Xstrata, se encuentra en la región andina de Apurimac. La inversión prevista es de 4.200 millones de dólares.

La empresa comenzaría a construir la mina antes de fin de año y según los planes de la firma produciría desde el 2014. A inicios de noviem-

bre, miles de pobladores se enfrentaron con la policía para exigir -según sus dirigentes- la exclusión de dos zonas de Apurimac de la explotación minera informal. Pero analistas temen que estas protestas podrían replicarse y llegar a Las Bambas, en medio de la mayor efervescencia social en demanda de mayores beneficios del rico sector minero.

ANTAMINA

Hace unas semanas, cientos de manifestantes de la región norteña de Ancash ingresaron a un puesto de control de la minera de cobre Antamina, de BHP Billiton Ltd y Xstrata, y dañaron sus instalaciones.

Según los dirigentes de la zona en conflicto, Antamina -una de los dos mayores productoras de cobre de Perú- no está cumpliendo con su compromiso de mayor responsabilidad social y cuidado del medio ambiente.

La compañía dice, sin embargo, que ha honrado todos los pactos sociales y medioambientales.

SANTA ANA

El Gobierno revocó en junio la concesión del proyecto de plata Santa Ana de la canadiense Bear Creek, localizado en la sureña región de Puno, cerca a la frontera con Bolivia, en medio de protestas que dejaron al menos cinco muertos y decenas de heridos debido a temores de daños ambientales.

Bear Creek planeaba invertir unos 71 millones de dólares en la mina Santa Ana para desarrollarla desde el 2012 y producir unos cinco millones de onzas de plata en los primeros seis años.

AGENCIAS

Siga bajando para encontrar más contenido