Minorista le apuesta a las ventas por dispositivos móviles

Las 250 principales cadenas minoristas del mundo generaron ingresos de US $4.4 billones durante el año fiscal 2013, según el reporte ‘Global Powers of Retailing’ de Deloitte. En 2015 emplearán estrategias de velocidad en las ventas dirigidas a los ‘millennials’, como rebajas y cajas de autoservicio.

Mercados minoristas

Archivo

Mercados minoristas

Internacional
POR:
enero 15 de 2015 - 07:16 p.m.
2015-01-15

Las 250 principales cadenas minoristas del mundo generaron ingresos de US $4.4 billones durante el año fiscal 2014, con una facturación en promedio de más de US $17.400 millones por cada una de ellas. Así lo indica el reporte elaborado por Deloitte, Global Powers of Retailing 2015.

Los niveles de facturación reportados por las 250 principales cadenas minoristas, cuyo ritmo comenzó a declinar en el año 2011, siguió decreciendo en el año fiscal 2013.

“El anémico desempeño de la economía mundial en 2014 limitó la capacidad adquisitiva de una considerable porción de los consumidores y ejerció fuerte presión en el desempeño de las ventas de las cadenas minoristas”, explicó Ira Kalish, director global del área económica de Deloitte.

Según el reporte, los ingresos ajustados a los cambios monetarios reportaron las 250 firmas minoristas de mayor relevancia crecieron 4,1 %, disminuyendo con respecto al 4.9 % reportado en el año fiscal 2012.

Aunque las tasas de crecimiento mantuvieron su tendencia a la baja, casi el 80 por ciento de las 250 firmas líderes (es decir, 199 compañías) registraron un aumento en sus ingresos por ventas minoristas durante el año 2013.

En consecuencia, indicó Kalish, la prosperidad del sector minorista global en 2015 dependerá, en gran medida, de la estabilidad económica de países como China y los comprendidos en la Eurozona.

En comparación, las economías del Reino Unido y la estadounidense se desempeñan positivamente, presentando indicadores que sugerirían un sólido crecimiento, no solo en 2015 sino en los años inmediatos.

LAS TENDENCIAS MINORISTAS EN 2015

El turismo internacional seguirá creciendo por encima de las expectativas, a pesar de la crisis política y económica. Una clase media creciente será la que se embarque en viajes turísticos a las principales capitales del mundo. Más de la mitad de los 16.000 millones de euros que recibe la industria francesa de bienes de lujo depende del flujo de turistas.

Las ventas minoristas móviles (mobile retailing) deberían seguir creciendo en el futuro próximo. En 2015, el 65 por ciento de la población mundial utilizará un teléfono móvil y se estima que cerca del 83 por ciento de los usuarios de internet accederán a la red a través de dispositivos portátiles.

El sector minorista responderá con servicio gratuito de ‘wi-fi’ en sus tiendas y versiones móviles de sus páginas web. La seguridad cibernética se convertirá en un factor clave para generar lealtad.

La velocidad sigue siendo un factor determinante en las tendencias que regulan el mercado minorista. El concepto abarca actividades como: ‘fast fashion’ (llevar la pasarela a la tienda en el menor tiempo posible); el ofrecimiento de productos por periodos limitados de tiempo y rebajas instantáneas que promueven las compras inmediatas y las transacciones urgentes; el establecimiento de puntos de venta de accesibilidad inmediata que colocan servicios y productos rápidamente en el mercado y generan publicidad y ‘voz a voz’; y, las cajas registradoras de auto-servicio y quioscos que reducen o eliminan los tiempos de espera.

Los ‘millennials’ impulsarán este mercado de vertiginoso desarrollo, gracias a su actual supremacía en tamaño sobre las generaciones que le precedieron, su considerable capacidad de gasto, y su creciente nivel de influencia.

La industria de ventas minoristas seguirá viéndose afectada por la irrupción de nuevas tecnologías y el surgimiento de competidores innovadores. Un número cada vez mayor de cadenas minoristas se verá impulsado a adoptar prácticas innovadoras, asimilar nuevas tecnologías y utilizar las mismas de maneras inéditas y creativas.

Las ventas minoristas han dejado de ser simplemente transacciones de productos y dinero; ahora, demandan una satisfactoria experiencia de usuario. Las cadenas minoristas atenderán los requerimientos de sus clientes mediante campañas en medios sociales, festivales, desfiles de modas y pantallas interactivas.