Moneda europea afectada por anuncio del BCE

También ha hecho vulnerable al euro la eventual salida de Grecia de la UE si ganar la izquierda.

Moneda europea afectada por anuncio del BCE

Archivo particular

Moneda europea afectada por anuncio del BCE

Internacional
POR:
enero 06 de 2015 - 01:06 a.m.
2015-01-06

El euro sufrió este lunes su peor caída desde el 2006, ante los temores de que Grecia salga de la eurozona y por especulaciones sobre las intenciones del Banco Central Europeo de implementar compras masivas de activos.

La moneda de la Unión Europea llegó a tocar los 1,186 dólares, el nivel más bajo desde comienzos de 2006, para acabar la jornada en 1,19 dólares, el mínimo en cinco años.

El euro, que acaba de cerrar su peor año desde 2005 ante el billete verde, llegó a caer durante los intercambios asiáticos a 1.1864 dólares, su nivel más bajo desde marzo de 2006. El miércoles por la noche, la moneda única valía 1.2097 dólares. La divisa europea también bajó con respecto a la moneda nipona, a 142,69 yenes, frente a los 144,58 del viernes. El dólar también perdía terreno ante la divisa nipona, a 119,74 yenes (120,46 el viernes).

“El 2015 se inicia con estrépito para el euro”, comentó Angus Campbell, analista de FxPro. El mercado espera que el BCE aumente la oferta de dinero, la política de “quantitative easing”, aseguró.

La entrevista del presidente del BCE, Mario Draghi, que el viernes publicó el diario económico alemán Handelsblatt, no ha hecho más que confirmar estas expectativas. Draghi anunció que el BCE se prepara “técnicamente para modificar a principios del 2015 el alcance, el ritmo y el carácter de los medios a aplicar si fuera necesario actuar ante un largo periodo de inflación demasiado débil”. A su juicio, el riesgo de que la deflación se descontrole es mayor que hace seis meses. De hecho, "el mercado espera que la zona euro caiga en deflación por primera vez desde 2009”, advierte Kathleen Brooks, analista de Forex.com, quien no descarta que el repliegue sea mayor que el 0,1 % esperado.

El anuncio de la caída de la inflación de Alemania en diciembre, aunque todavía provisional, no ha hecho más que aumentar los malos presagios. Para mañana miércoles se espera la primera estimación de inflación para la zona euro.

El BCE podría inyectar liquidez en el sistema financiero de la zona euro para estimular la actividad económica, lo que contribuiría también a diluir el valor de la moneda única, haciéndola menos atractiva para los inversores. Asimismo, podría comprar deuda de los países de la zona euro en gran dificultad financiera. Estos títulos están considerados como activos de riesgo. “La caída del euro debe ser una buena noticia para Draghi, que trata de hacerlo caer desde hace meses”, dice Campbell.

Y es que una divisa más débil tiende a hacer más competitivos los productos de exportación fuera de la zona euro y afianzar la recuperación económica. La volatilidad del euro crecerá a medida que se acerca la próxima reunión del BCE, el 22 de enero, y las elecciones legislativas en Grecia, previstas para el 25 de enero.

El lunes, el espectro de una salida de Grecia de la zona euro, en caso de victoria del partido de la izquierda radical Syriza en las legislativas del 25 de enero, enarbolado por Alemania, hizo que las bolsas europeas se hundieran, pese a las declaraciones de la Comisión Europea excluyendo esta posibilidad.

AFP