Moody's rebaja nota a tres de los grandes bancos franceses

La rebaja en calificación de la deuda fue para BNP Paribas, Societe Generale y Credit Agricole.

POR:
diciembre 09 de 2011 - 03:26 p.m.
2011-12-09

El argumento de la firma calificadora fue que su solvencia está siendo golpeada por el frágil ambiente de negocios para los bancos europeos.

Moody's recortó la calificación de deuda de largo plazo de BNP y Credit Agricole en un nivel a Aa3, concluyendo revisiones que comenzó en junio y que continuó en septiembre. Además, bajó la deuda a largo plazo de Societe Generale en un escalón, a A1.

Las rebajas se decidieron por las dificultades cada vez mayores que los bancos están teniendo para conseguir financiamiento y por un deterioro del panorama económico, dijo Moody's. 

En la noche del jueves el supervisor bancario europeo, la Autoridad Bancaria Europea (EBA), dijo que los bancos de la región deben conseguir 114.700 millones de euros de capital adicional, más de lo que se esperaba hace dos meses, para que sean lo suficientemente sólidos para aguantar la crisis de deuda de la zona euro y para restablecer la confianza de los inversionistas. 

Pero Moody's dijo que su calificación consideró efectivamente el hecho de que los tres bancos franceses probablemente se beneficien de la ayuda estatal si la crisis empeora. 

“Las condiciones de liquidez y de financiamiento se han deteriorado significativamente (para los tres bancos)', dijo Moody's, al tiempo que agregaba que históricamente los bancos han dependido de los mercados de financiamiento mayoristas. 

“La probabilidad de que (los bancos) enfrenten más presiones de financiamiento ha aumentado, en línea con el agravamiento de la crisis de deuda de Europa”. Los tres bancos han asumido programas para vender activos y reducir así su dependencia del financiamiento externo, pero Moody's dijo que como muchos bancos europeos estaban haciendo lo mismo, las ventas de activos podrían no generar tanto dinero como esperan las financieras francesas.

La Autoridad de Control Prudencial, el regulador de Francia, dijo el jueves que los principales bancos del país tenían que conseguir 7.300 millones de euros (9.700 millones de dólares) de capital nuevo para mediados del 2012, menos que la previsión anterior por 8.800 millones de euros. 

La baja realizada por Moody's ocurre después de que el 7 de diciembre Standard & Poor's colocó las calificaciones de BNP, Credit Agricole y Societe Generale en “observación de crédito con implicaciones negativas”. 

Previamente, S&P puso a una serie de estados europeos –incluyendo a Francia– en observación negativa por el temor de que sus líderes políticos no estén actuando con la decisión suficiente para frenar el agravamiento de la crisis de deuda soberana. 

Los tres bancos franceses aún no han comentado sobre el particular.

REUTERS

Siga bajando para encontrar más contenido