‘Moratoria en pago de deuda griega no es una opción’: Merkel

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo que el daño de una moratoria sería imposible de predecir.

POR:
septiembre 23 de 2011 - 07:03 p.m.
2011-09-23

'Un default de Grecia implicaría el riesgo de un incontrolable efecto dominó', afirmó Merkel este viernes en una conferencia regional del partido demócrata-cristiano (CDU) en la localidad alemana de Dortmund. 

Los comentarios de Merkel se produjeron a medida que los rumores de una posible moratoria ganaron fuerza el viernes luego que el ministro griego de Finanzas, Evangelos Venizelos, fue citado por dos periódicos respecto de que una cesación de pagos ordenada con un recorte de un 50 por ciento para los tenedores de bonos era uno de los tres escenarios posibles. 

“Esta no es una opción para mí. El daño sería imposible de predecir”, afirmó Merkel.  La canciller alemana agregó que Grecia tiene que cumplir con sus obligaciones.

Durante esta semana, la situación de Grecia tuvo en vilo a los mercados bursátiles europeos.

Por su parte, Antonio Borges, director financiero del FMI, dijo este viernes desde Washington que Grecia no caerá en cesación de pagos por su enorme deuda si el país mediterráneo hace lo que debe.

"Si los griegos hacen lo que deben, no habrá default", declaró Borges durante una conferencia al margen de las asambleas anuales del FMI y del Banco Mundial (BM). El acuerdo al que llegaron los europeos el 21 de julio para ayudar por segunda vez a Grecia es "extremadamente importante", ya que los dirigentes europeos se dijeron "dispuestos a otorgar tanto dinero como fuese necesario para ayudar a los países en dificultades", explicó. Sin embargo, existe una condición: Grecia debe poner "su casa en orden" y "si hace lo que se debe, pienso que puede contar con un apoyo total de Europa por el tiempo y el monto que sean necesarios", subrayó Borges.

Pero si no respetan sus compromisos, entonces "este apoyo puede evaporarse rápidamente", advirtió.

Borges reiteró la reticencia que guarda el FMI con respecto a una de las cláusulas del acuerdo de julio, en la que se prevé que los bancos hagan un aporte de forma voluntaria para alivianar la deuda griega. Esta participación, que recortaría la deuda en 21 por ciento, no debe "aplicarse jamás, antes de estar seguros de que Grecia ya se enderezó", advirtió.

AFP y Reuters

Siga bajando para encontrar más contenido