El mundo está quedado en la lucha contra el trabajo infantil

El director general de la OIT, Guy Ryder, aseguró que en el planeta aún hay 168 millones de menores que laboran, anuncio hecho durante la inauguración el martes en Brasilia de la III Conferencia Global sobre Trabajo Infantil.

Ryder, de la OIT, en la inauguración de la conferencia sobre trabajo infantil.

EFE

Ryder, de la OIT, en la inauguración de la conferencia sobre trabajo infantil.

POR:
octubre 08 de 2013 - 03:57 p.m.
2013-10-08

"Hace una década nos trazamos la meta de eliminar las peores formas de trabajo infantil para el 2016", pero, "al paso que vamos, no alcanzaremos esa meta y eso es un fracaso colectivo", declaró Ryder ante la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y delegados de unos 140 países que asisten a la conferencia.

Según la Organización Internacional de Trabajo (OIT), entre las "peores formas" de trabajo infantil figuran la esclavitud, la servidumbre, el trabajo forzoso y la explotación sexual, que son llagas aún abiertas en todas las regiones del planeta.

"Aún tenemos 168 millones de niños trabajando, y la mitad de ellos sometidos a las peores formas de trabajo infantil", declaró el director general de la OIT, quien consideró que eso representa "una de las pésimas noticias del 2013".

Esos datos figuran en el último informe de la OIT sobre trabajo infantil, divulgado en septiembre pasado y que también dice que, desde el año 2000, el número de niños trabajadores en el mundo se ha reducido en un tercio. Aunque admitió que esa reducción supone un "progreso fantástico", Ryder alertó de que aún muchos países ni siquiera han ratificado las convenciones internacionales sobre trabajo infantil y que, además, los Gobiernos pueden "dormirse en los laureles" de las conquistas logradas en los últimos años.

"Tenemos que preparar nuevos planes, seguir con nuestros planes, y no preparar nuestras disculpas", pues "existe el peligro de que en los últimos kilómetros de la larga marcha contra el trabajo infantil miremos hacia otro lado y paremos antes del fin del camino", afirmó Ryder.

La Conferencia Global sobre Trabajo Infantil ha sido organizada por el Gobierno de Brasil y la OIT, junto con otras agencias de Naciones Unidas y entidades dedicadas a la defensa de los derechos humanos y a los derechos de la infancia en particular.

El evento concluirá el próximo jueves, cuando será divulgada la Carta de Brasilia, un documento que recogerá las conclusiones de los tres días de debates.

EFE

Siga bajando para encontrar más contenido