Murió el patriarca de la marca de llantas Michelin

El industrial francés François Michelin, nieto del fundador de la marca de neumáticos del mismo nombre que dirigió entre 1955 y 1999, falleció a los 88 años de edad.

François Michelin

Archivo particular

François Michelin

Internacional
POR:
abril 29 de 2015 - 02:06 p.m.
2015-04-29

Se trata del penúltimo gran patrón de la familia Michelin que estuvo al frente de la empresa, que dejó en 1999 en manos de su hijo Edouard, fallecido en un accidente en el mar frente a las costas bretonas en 2006.

La compañía afirmó que François Michelin fue durante los 47 años que la dirigió un "visionario y humanista" que "encarnó los valores que fundamentan la identidad" de la empresa.

"Bajo su dirección, Michelin tuvo un desarrollo sin precedentes, impulsado por su pasión por la innovación y su exigencia de rigor al servicio de la calidad", agregó el grupo, que destacó que bajo su batuta "tuvo una dimensión internacional".

El actual presidente de Michelin, Jean-Dominique Senard, rindió homenaje a este "hombre de excepción unánimemente respetado por sus valores, sus convicciones y su visión".

También lo hizo el primer ministro francés, Manuel Valls, que en su cuenta de Twitter destacó que el fallecido empresario había elevado "los valores de la industria francesa en el mundo".

Nacido en Clermont-Ferrand, la ciudad del centro del país feudo del fabricante de neumáticos, el 15 de junio de 1926, Michelin efectuó el grueso de su carrera en el grupo que había fundado su abuelo Edouard Etienne en 1889.

Junto a su hermano André, el abuelo lanzó dos años más tarde el revolucionario neumático desmontable, inicialmente pensado para bicicletas pero que tres años después adaptaron también a los vehículos.

Ese fue el gran referente de la marca Michelin, mundialmente conocida por su símbolo, el Bibendum, un muñeco hecho de neumáticos. François Michelin fue educado en la casa de sus abuelos, tras el temprano fallecimiento de sus padres.

En 1951 entró en el grupo familiar de forma anónima como simple obrero y durante cuatro años pasó por diversos puestos, antes de convertirse en 1955 en cogerente junto a Robert Puiseux, yerno del fundador Edouard Michelin.

Cuatro años más tarde se convirtió en patrón único y bajo su dirección Michelin desarrolló el neumático radial, lo que le permitió convertirse en líder mundial del sector.

Profundamente católico y muy poco dado a aparecer en los medios de comunicación, François Michelin fue uno de los representantes del empresariado tradicional francés.

Durante la última parte de su mandato, compartió la gerencia de Michelin con su primo carnal François Rollier, padre de Michel, que tomó las riendas del grupo en 2006 tras la muerte de Edouard Michelin.

EFE