Nueva caída de 5% del petróleo sacude Bolsa de Nueva York

La pronunciada caída del crudo de Texas arrastró interrumpió la racha al alza del índice Dow Jones.

POR:
mayo 12 de 2011 - 12:30 a.m.
2011-05-12

El bajón en el precio del barril de petróleo afectó a los sectores energético y de las materias primas.

El indicador de referencia de la principal plaza financiera del mundo cedió un 1,02 por ciento en la jornada y cerró en 12.630,03 unidades, descenso que fue secundado por los otros dos grandes índices de Wall Street, el selectivo S&P 500 y el índice compuesto del mercado Nasdaq, que bajaron 1,11 y 0,93 por ciento, respectivamente.

Con esos números rojos, la Bolsa de Nueva York rompió con los tres días de avances que había logrado encadenar y emuló la sesión que vivió el jueves pasado, cuando el Dow Jones perdió un 1,1 por ciento ante la estampida de los inversores del mercado de las materias primas. Aquella jornada el petróleo de Texas se desplomó un 8,64 por ciento, su peor descenso porcentual en más de dos años, y perdió la cota de los 100 dólares por barril, sobre la que se había aferrado durante los dos meses anteriores.

Este miércoles los inversores volvían a deshacerse masivamente de sus contratos de futuros de petróleo después de que el Departamento de Energía de EE. UU. anunció que sus reservas de ese combustible aumentaron muy por encima de lo esperado por los expertos, de forma que el precio del petróleo bajó 5,45 por ciento y se volvió a colocar por debajo de los 100 dólares por barril, a 98,21.

El efecto dominó no se hizo esperar y poco después los metales registraban pronunciados descensos, al igual que ocurriera la semana pasada: finalmente, el oro perdió un 1,02 por ciento para terminar en 1.501,4 dólares la onza, y la plata bajo 7,71 por ciento para cerrar a 35,51 dólares.

A pesar de que el encarecimiento de las materias primas ha estado afectando negativamente a múltiples empresas, como ha quedado de manifiesto en esta temporada de resultados empresariales, la caída de precios del petróleo de este miércoles volvió a sacudir a Wall Street.

Los principales afectados por esas caídas fueron, como es natural, los sectores energético y de las materias primas, que anotaron unos fuertes descensos, del 2,34 y el 2,38 por ciento, respectivamente, con los que arrastraron al conjunto de Wall Street.

Sin embargo, el decidido ánimo vendedor de la jornada había comenzado cuando el Gobierno de EE. UU. informó que el déficit en su comercio internacional de bienes y servicios aumentó un 6 por ciento en marzo y llegó a los 48.200 millones de dólares, en sintonía con las expectativas más pesimistas de los expertos y afectado precisamente por el encarecimiento del petróleo. Además, los inversionistas recibieron con inquietud la noticia de que el fundador del grupo Galleon, Raj Rajaratnam, fue hallado culpable de todos los delitos que se le imputaban por el mayor caso de uso de información privilegiada por parte de un fondo de inversión jamás juzgado en EE. UU.

Los números rojos del Dow Jones de Industriales también tuvieron que ver con el marcado descenso del gigante del entretenimiento Walt Disney, que tras el cierre de la sesión del martes presentó unos resultados que decepcionaron ampliamente a los inversionistas, que castigaron al conglomerado con una caída del 5,44 por ciento. La compañía ganó un 25 por ciento más en su primer semestre fiscal (octubre-marzo), pero sólo en el segundo trimestre (enero-marzo) su ganancia se redujo un 1 por ciento interanual, afectada por el descenso de los ingresos de sus estudios cinematográficos y el reducido aumento en sus parques temáticos por el cierre temporal de Tokyo Disneyland después del terremoto en Japón, en marzo pasado.

Tampoco logró alegrar a Wall Street esta jornada Cisco Systems, el mayor fabricante de tecnología de redes informáticas del mundo, que en las contrataciones electrónicas posteriores al cierre perdía un 2,98 por ciento, tras haber anunciado que ganó 5.258 millones de dólares durante los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal 2011, un 9,84 por ciento interanual menos.

EFE

Siga bajando para encontrar más contenido