Nueva caída de los precios del petróleo

El WTI y el crudo de Brent sufrieron fuertes caídas en la jornada de este lunes. El desplome fue atribuido por los analistas a informes de los grupos financieros Goldman Sachs y Société Général que revisaron a la baja sus respectivos pronósticos sobre el precio para 2015.

Nueva caída de los precios del petróleo

Archivo Portafolio

Nueva caída de los precios del petróleo

Internacional
POR:
enero 12 de 2015 - 08:50 p.m.
2015-01-12

Los precios internacionales del petróleo tuvieron este lunes una fuerte caída, cercana al 5 por ciento, y alcanzaron los niveles de hace casi seis años, en medio de nuevas señales que anticipan descensos aún mayores en el valor del crudo.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del petróleo intermedio de Texas (WTI) para entrega en febrero cerraron con un descenso del 2,29 dólares, o un 4,7 por ciento, hasta alcanzar un precio de 46,07 dólares el barril.

Con ese descenso, el precio del WTI, de referencia en Estados Unidos, ha perdido un 13,5 por ciento desde el comienzo del año y llega al nivel más bajo desde de abril de 2009.

La caída fue aún mayor en el crudo Brent, de referencia en Europa y en los mercados globales, que terminó en el mercado de futuros de Londres con una caída del 5,34 por ciento, hasta alcanzar los 47,43 dólares el barril.

El desplome fue atribuido por los analistas a informes de los grupos financieros Goldman Sachs y Société Général que el domingo y el viernes, respectivamente, revisaron a la baja sus respectivos pronósticos sobre el precio para este año.

Goldman Sachs pronosticó un promedio anual de 47,15 dólares el barril del crudo WTI para este año, muy por debajo de los 73,73 dólares de su último cálculo, pero sólo para el segundo trimestre de este año prevé que el promedio sea de 40,50 dólares el barril.

Société Général, por su parte, redujo de 65 a 51 dólares el barril su pronóstico del precio promedio del WTI para este año.

Los precios internacionales del crudo comenzaron a caer de una forma pronunciada a fines de septiembre pasado y el desplome se agudizó después de una reunión que celebró el pasado 27 de noviembre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep).

En esa reunión la Opep decidió mantener su producción en los actuales niveles, unos 30 millones de barriles diarios, a pesar de que algunos miembros, como Venezuela, estaban pidiendo una reducción para equilibrar los precios internacionales del crudo.

Pero, además, los operadores del mercado se estaban haciendo eco de unas declaraciones de un importante inversor saudí, el príncipe Alwalid bin Talal, en las que, entre otras cosas, sostiene que ya no se volverá a ver el barril con un precio de 100 dólares.

“Lo dije hace un año, el precio del petróleo por encima de los 100 dólares es artificial, no es correcto”, dijo el príncipe Bil Talal, miembro de la familia real saudí, en una entrevista publicada por el diario Usa Today.

El inversor, que en el pasado ha criticado algunas decisiones del Gobierno de Riad, según el diario, apoyó esta vez a las autoridades de su país por no reducir los niveles de producción, ya que, según cree, el recorte sería cubierto por otros productores.

“La decisión de no reducir la producción fue prudente, inteligente y astuta”, agregó, que también cree que no es tanto un problema de sobreoferta, sino también de baja demanda de regiones como Europa y China, aparte del boom del petróleo “shale” de EE.UU.

La caída de los precios del crudo coincide con una gira por países miembros de la Opep del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, como parte de las gestiones de ese país para acordar un recorte en la producción del cártel petrolero.

Maduro estuvo ya en Arabia Saudí, el principal exportador mundial de crudo, así como en Qatar e Irán, como parte de una gira que le llevó a Argelia.

La venta de petróleo y derivados representa más del 90 por ciento de los ingresos del país caribeño en divisas y la mengua del precio del crudo ha llevado al Ejecutivo a reducir considerablemente el presupuesto para 2015, calculado a 60 dólares por barril frente a los poco más de 40 a los que cerró la semana pasada.

EFE