¿Nueva ola de fusiones y compras en el mundo petrolero?

Ayer la gigante petrolera Royal Dutch Shell hizo pública su oferta para adquirir a la británica BG, en la que sería la mayor transacción registrada en la industria de hidrocarburos desde hace diez años.

Shell se fortalece en su posición como la segunda petrolera más grande del mundo.

Archivo

Shell se fortalece en su posición como la segunda petrolera más grande del mundo.

Internacional
POR:
abril 09 de 2015 - 03:37 a.m.
2015-04-09

La información se había filtrado desde el martes, pero hasta ayer se confirmó la oferta realizada por la Royal Dutch Shell para quedarse con el control de British Gas Group (BG Group) en un negocio que, de concretarse, sería el más grande realizado en la última década en la industria petrolera mundial.

El monto acordado por los consejos de administración de Shell y de BG Group fue de 70.000 millones de dólares (unos 175 billones de pesos), en un plan de pago que incluye acciones y efectivo.

Con esta transacción Shell podría aumentar en 25 por ciento sus reservas y en 20 por ciento su producción, por lo que es un movimiento que le da más valor a la compañía y la acerca un poco a ExxonMobil, la petrolera de mayor valor en el mundo en una lista en la que la holandesa ocupa el segundo lugar.

Pero más allá del significado de la transacción para ambas compañías, analistas como Augustin Eden, de Accendo Markets, aseguran que la operación “podría marcar el inicio de un frenesí de fusiones-adquisiciones como a finales de los años 1990, cuando toda una serie de pequeños valores del sector del petróleo y el gas fueron absorbidos por empresas más grandes para dar lugar a pesos pesados actuales como ExxonMobil, BP, Chevron y Royal Dutch Shell”.

El mismo CEO de Shell, Ben van Beurden, admitió en una rueda de prensa ayer que “son los movimientos audaces y estratégicos los que moldean la industria”. Y en un entorno de bajos precios del petróleo oportunidades para este tipo de transacciones están a la orden del día.

En palabras del experto colombiano en hidrocarburos, Alejandro Martínez Villegas: “En estos escenarios de precios bajos las compañías aprovechan para comprar activos, para hacer fusiones. Shell no solo hace una compra, se fortalece en reservas y en producción y eso es lo que las empresas buscan, convertir situaciones de crisis en unas oportunidades. Las petroleras que tienen flujo de caja fuerte son las que pueden hacer este tipo de movidas”, explica el consultor especializado.

Pero que se inicie una nueva ola de fusiones y adquisiciones que cambie la composición del mercado, como sucedió a finales de los 90, no es tan claro. Al menos para el analista de renta variable AdCap Colombia, Omar Escorcia.

“Es cierto que en épocas de crisis uno encuentra oportunidades en las que si uno aguanta puede salir glorioso, pero yo creería, con base en lo que han mostrado las empresas en cuanto a presupuesto, que en esta ocasión serán más precavidas, estudiarán con más detenimiento las opciones disponibles para concretar fusiones y adquisiciones (...) no creería que vaya a empezar una nueva ola, pero los grandes jugadores siempre están pendientes de este tipo de negocios en el mercado”, opinó el experto en empresas de hidrocarburos.

Ahora bien, aunque es el más grande, este no es el único gran negocio del sector que ha sido impulsado en medio de la caída de los precios del crudo.

Cabe recordar que a finales del año pasado la española Repsol compró Talisman Energy, de Canadá, por 8.300 millones de dólares y la multinacional de servicios petroleros Halliburton adquirió por 35.000 millones de dólares a su competidora Baker Hugues.

Además, el CEO de ExxonMobil, Rex Tillerson, sugirió hace un par de semanas en una presentación a los inversionistas que la compañía está buscado oportunidades de nuevas adquisiciones, aprovechando su sólida posición en el mercado.

De acuerdo con un reportaje del Financial Times, los objetivos tienden a ser empresas pequeñas con poco flujo de caja, que pueden tambalear con una caída tan fuerte en los precios del petróleo, como la que vive el mercado. En esa lista entrarían varias de las empresas que operan en Colombia.

¿CÓMO PUEDE JUGAR ECOPETROL?

Aunque analistas consultados por Portafolio coinciden en ubicar a Ecopetrol como una empresa con capacidad para aprovechar opciones de compra de empresas, no es claro que la petrolera esté buscando este tipo de oportunidades, al menos no ha dado señales en este sentido.

“Ecopetrol es una empresa de las grandes que tendría capacidad para comprar, pero este no es el foco principal que tiene la compañía. Más bien su estrategia es concentrarse en campos más rentables y dejar incluso los otros a otros operadores trabajar en ellos”, señaló Omar Escorcia. Ecopetrol está entre las 20 petroleras más grandes del mundo.