Nuevos objetivos del Milenio fija este viernes la ONU

Encabezada por el Papa, la Organización inaugura la histórica sesión con 150 Jefes de Estado.

Ban Ki-moon, secretario general de Naciones Unidas, defiende hoja de ruta para acabar con la pobreza.

Archivo particular

Ban Ki-moon, secretario general de Naciones Unidas, defiende hoja de ruta para acabar con la pobreza.

Internacional
POR:
septiembre 25 de 2015 - 02:46 a.m.
2015-09-25

La ONU abrirá una cumbre de tres días, con una asistencia récord de líderes mundiales, que marcará una serie de hitos históricos para definir la nueva agenda del desarrollo y para borrar del mapa la pobreza extrema.

A la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible, que se llevará a cabo en la sede de Naciones Unidas, asistirán unos 150 jefes de Estado y de Gobierno, que representan a las tres cuartas partes de todos los miembros de Naciones Unidas.

Encabezados por el papa Francisco, en el mismo foro tendrán la palabra los líderes de las naciones más desarrolladas, como Estados Unidos, China o Alemania, y los de las naciones más pobres del planeta. Ambos debatirán cómo definir una agenda común para el desarrollo mundial en una cumbre que, por primera vez, fijará unos objetivos únicos para naciones ricas y pobres, para países del norte y del sur, todos con la meta común principal de terminar con la pobreza extrema.

A esta conferencia se llega retomando la marcha de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que fueron aprobados en el año 2000 y tenían como plazo final este año, y que obtuvieron un éxito parcial en temas que la ONU quiere incorporar a las nuevas metas. Los Objetivos del Milenio eran ocho pero, a diferencia de los nuevos que se quieren impulsar, afectaban solo a las naciones en desarrollo.

Los nuevos, en cambio, comprometen a todas las naciones que integran la ONU, las ricas y las pobres. Las nuevas metas, diecisiete en total, afectan a las actividades más importantes del ser humano y del medioambiente. Van desde el fin de la pobreza,la educación y la generación de agua potable, hasta la energía asequible o las comunidades sostenibles. Dentro de esos diecisiete objetivos hay 169 metas, cuyo cumplimiento será medido con unos 300 indicadores que ha elaborado la ONU para determinar cómo están cumpliendo las naciones las promesas que han hecho.

Según Ban Ki-moon, “es una hoja de ruta para acabar con la pobreza mundial, construir una vida de dignidad para todos sin dejar a nadie detrás”. La agenda nueva, que estará vigente hasta el 2030, es de cumplimiento voluntario. No habrá sanciones para las naciones que no cumplan las metas fijadas, aparte del sentimiento de vergüenza que pueda tener el país que quede rezagado.

El papa Francisco será el encargado de dar su propio mensaje antes del comienzo formal de la cumbre.

EFE

Naciones Unidas