Obama pide un Gobierno "legítimo" en Venezuela

El presidente de Estados Unidos manifestó su preocupación
por el país vecino y aseguró que no le interesa su fracaso. 

Barack Obama

"Será más difícil para ellos tener éxito económico si no resuelven algunos de los problemas de gobernabilidad que los acucian desde hace ya bastante tiempo", dijo Barack Obama.

Reuters

Internacional
POR:
efe
marzo 14 de 2016 - 06:57 p.m.
2016-03-14

Barack Obama dijo que la crisis económica de Venezuela está "directamente conectada" con sus problemas de gobernabilidad y señaló que cuanto antes el pueblo venezolano pueda elegir un Gobierno que considere "legítimo" y emprender reformas, "será mejor para todos".

"Francamente, ahora mismo estamos preocupados por el estado de su economía", dijo Obama al ser preguntado sobre Venezuela durante una entrevista que emite hoy la cadena CNN en Español.

"Eso está directamente conectado con los desafíos de la gobernabilidad, y cuanto antes pueda el pueblo venezolano determinar un Gobierno que ellos confíen en que es legítimo y que pueda comenzar a implementar políticas económicas que los saquen de la espiral en el que están, mejor será para todos nosotros", agregó.

Obama destacó que todos los países del continente americano están "interconectados", y que "Estados Unidos no tiene ningún interés en ver fracasar a Venezuela".

"Si Venezuela fracasa, eso podría tener un impacto en las economías de Colombia, o de Centroamérica, o de México, y eso a su vez eso podría afectar a la economía estadounidense. Queremos que el pueblo venezolano tenga éxito", aseguró el presidente.

"Pero será más difícil para ellos tener éxito económico si no resuelven algunos de los problemas de gobernabilidad que los acucian desde hace ya bastante tiempo", agregó.

También defendió el decreto que contempla sanciones a ciertos funcionarios del Ejecutivo venezolano que Obama emitió por primera vez en 2015 y que prorrogó este mes durante un año más.

"Cuando implementamos esas sanciones el año pasado, fue por nuestra fuerte preocupación de que en Venezuela no se estaban cumpliendo las prácticas democráticas básicas, y que eso era dañino no solo para Venezuela, sino que estaba desestabilizando la situación de un modo en que podía dañar a sus países vecinos", dijo Obama.

"Nuestra opinión es que lo que ocurra en Venezuela lo tiene que decidir el pueblo venezolano", destacó.

El presidente estadounidense aseguró que su política hacia el país caribeño se basa en "relacionarse con los venezolanos, rebajar la retórica" y las acusaciones, "pero ser firmes en términos de nuestros valores".

Como "consecuencia" de esa política, que también incluye "relacionarse con otros países en la región y pensar en cómo se puede influir para lograr una serie de prácticas más democráticas en Venezuela", ha habido "elecciones en las que la oposición avanzó" y que han sido "menos restringidas que en el pasado", argumentó.