Obama ve con buenos ojos acuerdo presupuestario bipartidista

El presidente de EE. UU., Barack Obama, calificó de "buen primer paso" el acuerdo alcanzado en el Congreso, el primero en años, para reducir el déficit y evitar el riesgo de una nueva parálisis de la Administración federal.

Obama calificó el acuerdo como un

Archivo Portafolio.co

Obama calificó el acuerdo como un "buen primer paso".

POR:
diciembre 11 de 2013 - 03:57 p.m.
2013-12-11

En un comunicado, Obama resaltó que con este acuerdo "el pueblo estadounidense no debería tener que soportar el dolor de otro cierre del Gobierno" como el ocurrido en octubre pasado por falta de fondos "durante los próximos dos años".

El acuerdo, además, deroga parcialmente para los años fiscales 2014 y 2015 los abruptos recortes del gasto público que entraron en vigor en marzo y que, según Obama, han sido "un lastre sin sentido" para la economía.

Asimismo, "despeja el camino para inversiones críticas" en campos como la investigación científica, "es equilibrado" e incluye aumentos de tasas y recortes de gastos "diseñados de una manera en la que no dañará a nuestra economía", sostuvo el presidente.

Este pacto "no incluye todo lo que me gustaría", admitió Obama, pero "es una buena señal de que los demócratas y republicanos en el Congreso fueron capaces de unirse" tras varios años de sucesivas crisis presupuestarias.

"Quiero hacer un llamamiento a los miembros de ambos partidos en el Congreso para que den el siguiente paso y aprueben un presupuesto con base en este acuerdo", pidió el mandatario.

El legislador republicano Paul Ryan y la senadora demócrata Patty Murray, que han liderado las negociaciones, anunciaron en la noche del martes los detalles del acuerdo.

De ser aprobado, se restaurarán hasta 2015 unos 63.000 millones de dólares de los recortes automáticos del gasto público, conocidos como "secuestro", que entraron en vigor en marzo pasado para reducir el déficit.

Esos recortes, valorados en más de 85.000 millones de dólares para este año y en 1,2 billones de dólares durante la próxima década, afectaron a muchos programas sociales del Gobierno y en particular al presupuesto del Pentágono.

El alivio de esos recortes se compensará con otras reducciones de gastos y con un aumento de los ingresos que se logrará, entre otras medidas, con un incremento de los aportes que los empleados federales hacen a sus planes de jubilación.

Además, este pacto bipartidista establece un nivel de gasto de aproximadamente 1 billón de dólares para el año fiscal 2014 y garantiza que la Administración federal tendrá fondos para seguir operando a partir del 15 de enero.

No obstante, Obama también recordó que el Congreso tiene "mucho" más que hacer para que la economía "funcione" para todos los trabajadores estadounidenses y "en lo inmediato" debe extender las ayudas que reciben los desempleados de larga duración, que caducan a finales de año.

EFE

Siga bajando para encontrar más contenido